Portada Especiales Notiglobo

Una mirada al sistema educativo en Venezuela, según estudios y balances de expertos

Cecodap
Foto Referencial

NotiGlobo.- Tras cumplirse dos años de confinamiento motivado a la pandemia mundial del coronavirus, el Gobierno Nacional anunció el 5 de septiembre de 2021, el regreso presencial de todos los estudiantes en edad escolar a las aulas de clases, hecho que sin duda alguna significó dar un nuevo paso para la reinserción a la denominada «nueva normalidad» de la sociedad, con el virus aún latente y presente en el ambiente.

Aunque este regreso a clases se ejecutó de forma progresiva con el esquema gubernamental denominado 7 por 7 y adecuado a la realidad de cada centro educativo, la paulatina incorporación escolar reveló con más claridad la situación actual de la comunidad escolar.

Ante esta inquietud, la Agencia de Periodistas Amigos de la Niñez y la Adolescencia (Agencia PANA) y Cecodap levantaron un informe sobre el diagnóstico de la situación actual de los centros educativos de Venezuela, tomando como referencia una documentación de los datos recopilados mediante encuestas y entrevistas en diferentes escuelas, tanto públicas como privadas, para retratar dicha situación escolar, a cargo de un grupo de periodistas.

El informe expuso de manifiesto que disminuyó sustancialmente la presencia de niños, niñas y adolescentes a las aulas de clase, por tanto, la brecha escolar aumentó significativamente. A la par se muestra una profunda resiliencia de docentes y estudiantes que a pesar de las dificultades y carencias acudieron y se mantienen en sus aulas de clase demostrando un compromiso con la educación.

Las carencias estructurales del sistema educativo también son reflejadas en el documento, estas van desde fallas en las infraestructuras, filtraciones, techos caídos, baños inoperativos, falta de pupitres y un precario acceso a servicios públicos en general (especialmente de agua potable, aguas servidas, gas doméstico y electricidad).

  “La precariedad en la estructura escolar conlleva a unir salones de clases, improvisar espacios o dar clase en espacios sin techos”, reseña textualmente el informe publicado por Cecodap.

Las limitaciones en el Programa de Alimentación Escolar (PAE) motivado a las fallas denunciadas en cuanto a la falta de calidad y frecuencia de los alimentos que integran este programa; la deserción escolar, así como la de docentes, no solo en áreas científicas (como puede ser matemática, física y química), también en la educación básica, son otras de las graves problemáticas detectadas.

“Llama la atención que el 37% de los centros educativos encuestados intentan cubrir la falta de docentes con otro tipo de personas, pero sin formación pedagógica o simplemente no cubren las vacantes”, resalta el informe.

Datos importantes que revela el informe de Cecodap y Pana

Aulas de clases y menores de edad
Foto Referencial

·  Tanto la Agencia de Periodistas Amigos de la Niñez y la Adolescencia (Agencia PANA)  y Cecodap convocaron a 10 periodistas para la recopilación de información a través de encuestas. entrevistas y búsqueda de documentación.

·  El informe contempla once reportajes con la participación de 151 personas, de las cuales 39 fueron niños, niñas o adolescentes, donde se logró una aproximación sobre las condiciones, metodologías y realidades en el regreso a las aulas.

·   En total se consultaron 56 centros educativos, entre públicos y privados, en nueve estados del país.

·   En total, la situación en las escuelas afectó a 32.656 estudiantes, de las cuales el 51,5% se encuentran en educación privada y 48,5% en educación pública.

·   73% de los centros educativos encuestados retomaron la jornada escolar presencial por orden del Ministerio de Educación, un 17,9% por orden de las Zonas Educativas y un 3,6% por decisión de la directiva de la institución educativa.

·  59% de los centros educativos reportaron fallas en el servicio eléctrico, indicando que los cortes de luz se extienden hasta cuatro horas o más.

·  “96% de los centros educativos encuestados no fueron dotados con insumos de bioseguridad por parte del Ministerio de Educación, situación alarmante debido a la presencia aún del coronavirus y sus distintas variantes; además de ser uno de los lineamientos obligatorios emitidos por el Ejecutivo para el regreso a las aulas”.

¿Qué se puede recomendar para subsanar estas precariedades?

La Agencia de Periodistas Amigos de la Niñez y la Adolescencia (Agencia PANA) y Cecodap no se limita solo a develar la investigación encontrada, sino que ofrece una serie de recomendaciones que te compartimos a continuación:

·  Políticas públicas con acciones definidas: donde se prioricen a los centros educativos como espacios de formación.

·  Equipo de gestión de riesgos, el cual deberá estar integrado por miembros de la comunidad educativa que asuman  los lineamientos generales de trabajo así como planificar, acompañar y verificar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad que se implementen en las escuelas.

El presente informe pone en evidencia las precariedades en el sistema educativo, hecho que enciende las alarmas y llama a la reflexión a los entes gubernamentales y a la comunidad educativa en general. Cada escuela tiene una particularidad, por lo que, se deben planificar y definir las estrategias de adecuación a esta nueva realidad donde aún vivimos el día a día ante el acecho del virus.

15 años sin recibir insumos ni mantenimiento

En los últimos 15 años ha mermado considerablemente la dotación de mobiliario, implementos tecnológicos así como pedagógico y didáctico, señaló el directivo del Sindicato de Trabajadores de Educación de Lara (Sutelara), Jesús Echeverría.

«Ni siquiera hay una actualización de los que ya se tenían en las escuelas», expresó Echeverría al tiempo que recuerda que incluso el programa de entrega de laptop y tablet quedó en el olvido.

Esta situación se hace palpable en todos los niveles del sistema educativo, principalmente tanto en el primario como secundario; hecho que dificulta cumplir con ambientes propicios para que docentes y alumnos desarrollen sus actividades académicas.

Por su parte, la secretaria del Sindicato Venezolano de Maestros del estado Lara (Sinvemal), Hilda Peña, explicó al medio descifrado que tanto el Gobierno Nacional como regional deben ser garantes de dotar y equipar las instituciones educativas públicas, no obstante, el sector de educación no es un área que quieran atender.

«Son más de 10 años los que tienen sin equipar a las escuelas y liceos y eso afecta el proceso de aprendizaje y enseñanza», dijo.

Surgimiento de las Bricomiles como política para rehabilitar centros educativos

Recientemente el Estado orientó la conformación de las Brigadas Comunitarias Militares (Bricomiles) para brindar atención integral en materia de rehabilitación a escuelas y liceos del país.

“Sencillamente nosotros hemos priorizado tres temas: educación, salud y agua…Y puse las Brigadas como soluciones cívico-militares y de allí nacieron y vamos a arreglar y poner pepitas las escuelas y liceos del país con el Poder Popular, de abajo hacia arriba”, dijo hace poco el presidente Nicolás Maduro.

Dichas brigadas nacen del sistema 1×10 del Buen Gobierno, método que se implementará en articulación cívico-militar. “Para que entre todos nos pongamos a adecuar y preparar los centros educativos, Simoncitos, primarias, liceos del país, a lo largo y ancho del territorio con las que hemos llamado Bricomiles”, apuntó.

El vandalismo azota a las universidades del país

Foto referencial

Las carencias del sistema educativo básico también se replica en las casas de estudio superior.  El vandalismo lastimosamente se trasladó a los centros educativos y las universidades en general, siendo una de las principales víctimas de este flagelo que violenta y pone en riesgo el bienestar de la comunidad universitaria.

En esta línea, el Observatorio de Universidades (OBU) denunció el pasado mes de marzo que durante el mes de febrero se registraron 10 actos vandálicos en distintas universidades de Venezuela.

A través de su monitoreo periódico sobre la situación de las casas de educación superior, la organización reveló que desde hace varios años enfrentan una crisis por la falta de mantenimiento de las infraestructuras, salarios bajos, falta de profesores y por los efectos que dejó la pandemia del covid-19. 

Aunado a esto también se registraron 223 ataques a universidades venezolanas durante la cuarentena en el año 2020. En total se contabilizaron 223 hechos delictivos contra 13 universidades públicas del país entre marzo y diciembre de 2020, informó en su momento el Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA).

Las agresiones no se quedan allí, sino que además incluyen robos, invasiones y otros actos de vandalismo. La ODH-ULA expone además que los primeros 10 días de 2021, fueron perpetrados otros 10 ataques en cinco universidades públicas.

Mientras tanto, este 2022, el Estado anunció el lanzamiento del «Plan Universidad Bella», con el que la Misión Venezuela Bella y el Ministerio para Educación Superior pretenden reparar y recuperar los espacios universitarios en el país, no obstante, algunas obras contempladas no se han iniciado, tal es el caso del núcleo de la UCV en Maracay.

No cabe duda que el presente reportaje nos presenta un panorama amplio sobre la situación actual del sistema educativo en todas sus modalidades, en cuanto a infraestructura y mantenimiento. En los últimos años las instituciones han sufrido el deterioro de sus espacios, situación que afecta las condiciones de estudio y trabajo de la comunidad educativa que hace vida diariamente en dichos recintos.

Por este motivo, se hace imperante que tanto los entes gubernamentales competentes y la comunidad en general sumen esfuerzos y voluntades para generar un plan de trabajo conjunto que permita rehabilitar las escuelas con miras a optimizar el sistema educativo del país y así brindar ambientes de estudio de calidad.

Te puede interesar: Cambio climático | ¡Alerta! Conoce las consecuencias que ha tenido en Venezuela

Redes sociales

Categorías