Portada Especiales Notiglobo

Cambio climático | ¡Alerta! Conoce las consecuencias que ha tenido en Venezuela

Sierra Nevada de Venezuela
Sierra Nevada de Venezuela. Foto Cortesía Imparques

NotiGlobo.Venezuela podría convertirse en el primer país de América del Sur en quedarse sin glaciares a consecuencia del cambio climático, según un informe emitido este 2022 por Inparques.

Este fenómeno climatológico pone en alerta no solo al territorio venezolano sino a diversos países, debido a que genera cambios repentinos y constante inestabilidad atmosférica.

La Sierra Nevada, ubicada en la región andina de Mérida, contaba con varios glaciares que formaban una masa continua de hielo, no obstante, a raíz de la intervención humana desmedida, la naturaleza ha sufrido como consecuencia el cambio climático. En ese sentido, dichos glaciares se han ido fragmentando hasta quedar tres grandes picos: El Bolívar, Concha y Humboldt.


Con respecto a este tema, el ecólogo y profesor titular del Instituto de Ciencias Ambientales y Ecológicas de la Universidad de Los Andes (ULA), Luis Daniel Llambí, indicó: “En el caso de Venezuela creo que ya no hay nada para hacer․ Pero en el caso de Argentina, Chile, Bolivia y Perú, todavía están a tiempo”.

En esta misma línea, Llambí agregó: “Tiene que haber un cambio en los patrones de uso de energía de todos los países del mundo․ Si hoy comenzamos a cambiar nuestras economías con una visión climática más eficiente e inteligente, vamos a tener un efecto positivo sobre no tener que quedarnos sin glaciares”.

Pese a que los procesos de la naturaleza son inevitables, los científicos han evidenciado que algunos comportamientos humanos, como la dependencia de los combustibles fósiles a escala global y la deforestación, empeoran la situación.

En lo que va de este 2022, nueve regiones del país han sido afectadas por las intensas precipitaciones, lo que ha propiciado inundaciones y deslaves.

Dicha situación ha generado la aparición del fenómeno La Niña moderado, siendo uno de los eventos meteorológicos extremos producto del cambio climático, por lo que, se hace imperante tener presente planes de gestión de riesgos.

Deslave en el municipio de Tovar, en el estado de Mérida, Venezuela, el 26 de agosto de 2021. (AP Foto/Luis Bustos) (ASSOCIATED PRESS)

Los especialistas opinan


El sexto Informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) presentado en agosto del año pasado, alerta sobre la imperiosa necesidad de reducir las emisiones “de manera inmediata, rápida y a gran escala”, para así evitar el incremento de la temperatura a 1,5 o 2 grados centígrados, umbral de un cambio climático catastrófico. 


Ante esta situación compleja que pone en riesgo la vida del planeta, especialistas aseguran que el siguiente paso es concientizar a la población mundial sobre el calentamiento global y el cambio climático․ 

Algunas instancias como el Observatorio de Ecología Política de Venezuela (OEP) impulsan actualmente una campaña de concientización para instar a la sociedad venezolana a asumir su papel protagónico en el abordaje del cambio climático, por lo que, exhortan a las autoridades gubernamentales competentes así como a los diversos líderes políticos a que reaccionen con urgencia ante la actual crisis climática.

¿Cómo tributamos para frenar este fenómeno?

Aunque la situación de los glaciares parece irreversible, expertos del mundo han llegado a la conclusión de que puede detenerse o quizá retrasarse si se toman las medidas adecuadas.

En ese sentido, se hace vital replantearse planes eficaces orientados a mitigar y actuar frente a esos eventos meteorológicos extremos, sean lluvias o sequías. Al respecto, expertos afirman que las medidas tomadas en Venezuela con las lluvias recientes han sido “paliativas” y no preventivas.

La gestión de riesgo no evita el cambio climático, pero sí puede preparar a una comunidad, a un país e incluso a una región”, explicó Alejandro Álvarez, biólogo y director de la organización Clima 21 Ambiente y Derechos Humanos, durante una entrevista con Efecto Cocuyo.

En ese sentido, la implementación de planes de gestión de riesgo debe ser concebida bajo un proceso de planificación pública.

«Los eventos meteorológicos extremos, como lluvias o sequías, por el contrario, destruyen formas de vida, economías, ambientes. En sí mismo, es necesario que toda una comunidad pueda prepararse antes para mitigar y lograr que el evento sea lo menos destructivo posible; luego actuar frente a los daños ocurridos y poder lograr una recuperación rápida de la comunidad», dijo.

 La efectiva gestión de riesgo debe considerar entonces las tres fases de atención; antes, durante y después del evento. La primera fase contempla el periodo preventivo (el estudio y la preparación, antes), la reactiva (la actuación y movilización, durante) y las medidas de respuesta (las acciones de recuperación, después).

Otra medida a considerar, más allá de los planes de riesgos, es promover políticas con enfoque ambiental de reforestación por temporadas en zonas verdes.

“Cualquier proceso de reforestación requiere también de un plan de reeducación a la comunidad. La mayoría conoce lo bueno que es el árbol y quieren tomarse la foto de la siembra, pero nadie quiere un árbol frente a su casa o su comercio. La reforestación no es suficiente, si no hay cuido de los árboles sembrados”, explicó Eduardo Cudisevich, ingeniero agrónomo especializado en reforestación urbana.

El Plan Nacional de Reforestación tiene la meta de sembrar 10 millones de árboles en todo el país entre lo que resta de este 2022 y 2023. El propio mandatario Nicolás Maduro fue el encargado de lanzar el programa por una “Venezuela verde”, que contempla que los estudiantes antes de graduarse de bachilleres siembran un árbol como parte de su servicio comunitario.

Promover los viveros en cada estado para la siembra de semillas y garantizar el cuidado de arbustos con más de un metro de altura que se necesitan antes de plantarlos en las calles, son otras iniciativas que pueden contribuir a combatir el calentamiento global. Esta fase inicial suele tomar entre 6 y 8 meses y a veces hasta un año completo, antes de que la especie esté lista para sembrar en las calles.

Apostar por el reciclaje y la reutilización de insumos, consumir productos ecológicos, así como utilizar bicicletas y coches eléctricos son otras medidas para reducir la contaminación y emisión de gases y con ello garantizar el desenvolvimiento amigable de la vida humana con nuestro planeta tierra.

En este sentido,  el Observatorio de Ecología Política de Venezuela (OEP) recomienda las siguientes acciones urgentes:

  1. Impulsar campañas permanentes nacionales y locales sobre las consecuencias y alternativas ante el cambio climático en el país.
  2.  Promover la formación de una conciencia ecológica desde temprana edad y en todos los niveles educativos fundamentados en la implementación de los artículos 6 y 17 de la Ley Orgánica de Educación que contempla la obligatoriedad de la educación ambiental y la agroecología, así como la defensa de un ambiente sano, seguro y ecológicamente equilibrado. 
  3. Comenzar un programa nacional, estadal y municipal de monitoreo permanente, reforestación, revegetación y restauración de cuencas hidrográficas y ecosistemas que involucre a todos los actores de la sociedad.
  4. Abrir una amplia discusión nacional sobre el rol de la industria petrolera en el país, con el propósito de romper con el modelo rentista pero además estructurar un modelo de trabajo amigable con el medio ambiente  siguiendo las recomendaciones provenientes de los acuerdos de cambio climático.
  5. Derogar el decreto que legaliza el proyecto Arco Minero del Orinoco, establecer un plan post-extractivista para la minería de oro, que fomente las economías locales en la Amazonía.

Para el país y el planeta, no hay otra alternativa, si queremos preservar la vida tal y como la conocemos. Los desafíos son enormes y requieren de grandes esfuerzos conjuntos. Invitamos a la sociedad venezolana a asumir un papel protagónico en el abordaje de la preocupante situación climática; y a las autoridades gubernamentales y liderazgos políticos a que reaccionen con urgencia ante la situación.

Redes sociales

Categorías