Especiales Notiglobo Notiglobo Portada

Pandemia COVID-19: ¿Cuánto se ha avanzado en lograr tratamientos efectivos y posibles curas?


Científicos de todo el mundo investigan sin cesar qué medicamentos son aptos para frenar el avance del coronavirus, a la vez que intentan crear una cura


Nelson Gimón.- El pasado 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente como pandemia al brote del covid-19 y, desde entonces, se han puesto en marcha una gran cantidad de estudios sobres posibles tratamientos para una enfermedad que, para finales de junio, ha infectado a casi 10 millones de personas, matando a cerca de 500 mil.

Ahora bien, ¿qué tanto se ha avanzado hacia el logro de un tratamiento efectivo o, mejor, una vacuna o cura para el covid-19? Según un reciente reporte de la BBC Mundo, se han hecho algunos progresos en este sentido, con laboratorios en distintas partes del globo investigando más de 150 medicamentos diferentes (los cuales, por cierto, ya existían en farmacias).

Intentándolo todo: Desde antivirales hasta antiretrovirales

La OMS lanzó el ‘Ensayo Solidaridad’ destinado a evaluar los tratamientos más prometedores que se vayan descubriendo por el mundo, y el Reino Unido ha dado un paso al frente con su investigación ‘Recovery’ la cual, según ellos, es la más grande a escala global (han participado más de 11.000 pacientes) y de las que mejores resultados obtiene (gracias a la aplicación de la dexametasona).

La dexametasona, de hecho, ya es reconocida como una de las principales aliadas contra la enfermedad, pues sus resultados muestran que se trata de un esteroide de bajo costo que reduce el riesgo de muerte en un tercio para los pacientes que necesitan respiradores, y un quinto en aquellos que tienen que usar oxígeno. ¿Por qué? Pues porque el medicamento amortigua la respuesta inmunitaria en forma de inflamación que activa el cuerpo cuando se está grave y que, por lo general, es fatal.

Otros centros de investigación del planeta están intentando utilizar la sangre de los sobrevivientes como tratamiento, y han enfocado sus estudios en tres partes: medicamentos antivirales que afectan directamente a la capacidad del coronavirus para desarrollarse dentro del cuerpo; medicamentos que pueden moderar la respuesta del sistema inmunitario; y anticuerpos, ya sea de sangre de sobrevivientes o fabricados en un laboratorio, que pueden atacar el virus.

En el campo de los antivirales, vale destacar lo que se ha descubierto sobre el remdesivir, un medicamento desarrollado originalmente para tratar el ébola. De hecho, un ensayo estadounidense reveló que este fármaco redujo la duración de los síntomas de 15 días a 11. ¿Lo malo? Que solo reduce eso: los síntomas. Lo que es el riesgo de muerte como tal todavía no lo ha logrado amortizar.

Ahora, sí que es un progreso útil lo que se ha descubierto porque se puede concluir que el remdesivir (y los antivirales en general) es más efectivo en las primeras etapas, mientras que los medicamentos inmunes (como la mencionada dexametasona) lo son cuando la enfermedad está más avanzada.

¿Y qué hay de los medicamentos contra el VIH? Se ha hablado mucho de ello, aunque con poca evidencia de que específicamente un par de estos fármacos (lopinavir y ritonavir) puedan ser efectivos para tratar el coronavirus. ¿Funcionan? Sí, en laboratorio nada más. Pero en pacientes los resultados han sido decepcionantes (al igual, por cierto, que los medicamentos contra la malaria como la cloroquina y la hidroxicloroquina, ambos desechados como potenciales tratamientos por ‘Solidaridad’ y ‘Recovery’).

En cuanto al uso de la sangre y, en consecuencia, de anticuerpos, el tema es más teórico que otra cosa. La idea parte del punto de que las personas que pasan una infección normalmente conservan anticuerpos en la sangre, que su cuerpo fabricó para luchar contra la enfermedad. Entonces lo que se quiere es tomar el plasma y dárselo a un paciente enfermo como terapia.

Estados Unidos ya ha tratado a 500 pacientes con lo que se conoce como ‘plasma convaleciente’, y otros países también están explorando esta vía… ¿Resultados? Aun por conocerse.


Le puede interesar: Confinamiento por COVID-19: El mayor experimento psicológico de la historia


Lea también: ¡Seis meses del COVID-19! ¿Qué saben realmente los científicos del nuevo coronavirus?


La expectativa de la cura

Expertos indican que es muy pronto para saber cuándo se podría tener un medicamento que pueda tratar el coronavirus, y que las estimaciones más optimistas vienen de los resultados de los ensayos globales… los cuales llegarán en los próximos meses. Eso, evidentemente, es mucho antes de una potencial vacuna.

La tardanza se debe a que los médicos están probando medicamentos que ya se han desarrollado y se sabe que son lo suficientemente seguros para usar en personas, mientras que las investigaciones sobre las vacunas comienzan desde cero (algunos medicamentos experimentales completamente nuevos contra el coronavirus se están probando en el laboratorio, pero aún no están listos para pasar a las pruebas en humanos).


(Con información de BBC Mundo)

Redes sociales

Archivo

Categorías