Especiales Mundo Notiglobo

Crisis en Colombia | Tercer paro nacional tras fracaso en negociaciones

Nelson Gimón.- Este martes se llevó a cabo una segunda reunión entre una delegación del Gobierno de Colombia y representantes del Comité Nacional del Paro. Estos últimos realizaron una serie de peticiones para cesar las manifestaciones que vienen organizando desde finales de noviembre en el país. No se llegó a un acuerdo. ¿Conclusión? El llamado a un nuevo paro nacional para este miércoles (tercero en dos semanas que padece la nación) se mantuvo.

Así se podría resumir la historia de origen inmediato del nuevo cese de actividades que estará viviendo Colombia esta semana.

Y es que, efectivamente, los principales temas expuestos por el grupo antagonista al gobierno (o sea: garantías de movilización con desmonte del ESMAD, tener un espacio en la televisión nacional para explicar a la población los motivos para convocar el paro, y un diálogo directo y amplio con las bases populares) fueron rechazados de plano por la delegación del Ejecutivo compuesta por Diego Molano (director del Departamento Administrativo de Presidencia) y Angelino Garzón (embajador de Colombia en Costa Rica).

El Gobierno Nacional no puede dar esas garantías porque la responsabilidad del gobierno es la presencia y la protección de los que marchan como de los que no marchan”, indicó Molano al cierre del fallido diálogo, agregando: “Frente a la otra petición, existe un estatuto de la oposición que define cuáles son los requerimientos para hacer presentaciones de televisión exclusivas”.

Diógenes Orjuela, vocero del Comité Nacional del Paro y representante de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), dijo a su vez que no se llegó a ningún acuerdo por las profundas discrepancias con el Gobierno Nacional. “Mantenemos el criterio de que la negociación la realizaremos en contexto de las movilizaciones. El paro de mañana va”, sentenció.


Lea también: Motivos que llevaron a los colombianos a convocar el Paro Nacional


Fue el pasado 21 de noviembre cuando se dio la primera movilización contra el Gobierno del Presidente Iván Duque. Desde entonces, una oleada de protestas se desató, con cada vez más sectores del país uniéndose a un clamor popular que argumenta un malestar alimentado por la desigualdad y la política económica de las autoridades.

El juego de la resistencia y la posibilidad de nuevas negociaciones

El tira y afloja del gobierno con los manifestantes, según analistas, se ha convertido en una especie de medición de resistencia. Por un lado, el Ejecutivo no quiere dar su brazo a torcer ante las peticiones de los protestantes por tanto y cuanto argumentan que no todas sus movilizaciones son pacíficas. De hecho, ha habido episodios de violencia y vandalismo, razón por la cual las autoridades no pretenden dejar de usar al mencionado ESMAD (la unidad de policía más cuestionada por casos de represión). Están además, a juicio de muchos, apostando al desgaste.

En contraparte, el Comité Nacional del Paro está apostando es a que más y más gente (y sectores) se sumen a las huelgas, y a diversificar el método aplicando no solo paros sino cacerolazos y concentraciones, sobre todo en las zonas más populares. También quiere enfatizar en las acciones gubernamentales que han causado molestias en la población (incluyendo las nuevas, como la aplicación de un llamado ‘paquetazo’).


Lea también: Iván Duque, a prueba: Paro nacional y manifestaciones enfrenta Gobierno de Colombia


Ahora bien, el hecho de que este martes no se llegara a un acuerdo no significa que la posibilidad de entendimiento se haya roto. De hecho, ambas partes sostendrán otro encuentro el próximo jueves para intentar nuevamente alcanzar una negociación.

(Con información de El País y TeleSUR)

Redes sociales

Archivo

Categorías

Publicidad

loading...