Especiales Notiglobo

COVID-19: Mitos y realidades sobre cómo tratar los alimentos y la ropa en plena Pandemia

Nelson Gimón.- La crisis generada por la pandemia del nuevo coronavirus, llamado oficialmente SARS-CoV-2 y causante de la enfermedad conocida como COVID-19, tiene a gran parte de la población del planeta cumpliendo cuarentenas o confinamientos, pudiendo salir únicamente a cubrir sus necesidades más básicas (comprar comida o medicinas, por ejemplo).

A esa misma gente, cuando sale, se le pide cumplir ciertas normas: distanciamiento social: uso de tapabocas y guantes, entre otras. Ahora bien:

  • ¿Qué hay de la misma comida que se compró?¿Pudiera estar contaminada?
  • ¿Los envases y paquetes?
  • ¿Y la ropa? ¿Hay que despojarse de todo nada más regresar al hogar y ponerlo a lavar (alimentos y vestimenta por igual)?…

Un reciente reporte de la BBC Mundo respondió varias de esas interrogantes, y lo primero que explica es que hay mucho de mito aunque algo de realidad en esas creencias de que todo es potencialmente contagioso. Veamos…


Lea también: Economía Mundial… ¡La Otra Gran Víctima del Coronavirus!


Caso: COMIDA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que es posible contagiarse de COVID-19 al tener contacto con las gotículas que son expulsadas por un paciente infectado cuando tose o estornuda, ya sea aspirándolas o tocando superficies donde estas hayan caído y luego tocándose la cara. Entonces, ¿alimentos o envases cuentan en esa ecuación?

Según autoridades sanitarias de Estados Unidos (EEUU) y la Unión Europea (UE), no hay pruebas de que estos elementos sean una fuente o vía de transmisión del nuevo coronavirus, y hasta estudios demuestran que no hay casos de infección por consumo de comida contaminada. Lo que es más, antiguas epidemias de coronavirus afines indican que transmisiones así son nulas.

Ahora bien, el hecho de que esto sea así no significa que el riesgo sea cero por tanto y cuanto sigue existiendo la posibilidad (aunque minúscula) que una persona contraiga el COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego se toque la cara… una superficie u objeto como los envases.

El caso de los envases es un tema de preocupación para la gente, puesto que son los elementos más expuestos y manipulados, y se sabe que en ellos el nuevo coronavirus puede sobrevivir de 24 a 72 horas. Lo que NO se ha probado es cuán infeccioso sea el virus en un ambiente natural como un hogar y, en consecuencia, algunos expertos no ven la necesidad que la gente saludable use desinfectante en estos objetos

Sin embargo, y para calmar a la población con más dudas, sí que se recomienda pasar los alimentos a recipientes limpios, limpiar los envases con desinfectantes, o simplemente guardar lo comprado por 72 horas (amén de SIEMPRE lavarse las manos antes y después de cada manipulación).

  • ¿Y qué de los alimentos sin envoltorio, como las frutas y verduras?: Estos se deben lavar bien con agua corriente y dejarlos secar… ¡Con agua corriente! ¡No con jabón! El jabón puede ser absorbido por los productos y causar más mal que bien.
  • ¿Y qué de los alimentos que pedimos a domicilio?: Acá el riesgo de contagio es reducido, y se puede minimizar todavía más al pasar el contenido de lo adquirido a un plato limpio, desechando el empaque en una bolsa de basura y, cómo no, lavándose bien las manos antes de comer (¡comer con cubiertos!).

Le puede interesar: Coronavirus: ¿Cómo se trata? ¿Tiene cura? ¿Para cuándo la vacuna?


Caso: ROPA

De la ropa no hay tantos datos y certidumbres como de la comida. Sin embargo, la BBC explica que hay montones de expertos que recomiendan, a modo de prevención máxima, realizar un lavado rutinario de vestimentas (y superficies y objetos) frecuentemente usados.

Sobre la ropa en particular, la clave es lavarla de forma totalmente normal, tal y como lo recomienda el fabricante. Eso sí, con la temperatura más cálida indicada posible.

Ahora bien, ¿qué pasa si hay algún infectado en casa o alguna seria sospecha de contagio? Para eso hay protocolos: usar guantes al manipular ropa sucia, lavarse las manos antes y después de la manipulación, no sacudir jamás las prendas y, de nuevo, usar el modo de lavarropas con el agua más caliente posible.

Lo que NADIE recomienda es rociar cloro en las ropas. Esto NO hace nada, más allá de dañar las prendas y afectar las mucosas (los ojos, la boca, etcétera).

(Con información de BBC Mundo)

Redes sociales

Archivo

Categorías