Nacional Portada

Docentes y maestros carabobeños claman por mejoras salariales

Docentes y maestros carabobeños claman por mejoras salariales
la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo (Apuc) y la junta sindical transitoria del Sindicato Venezolano de Maestros del estado Carabobo, concuerdan en no retomar las actividades escolares hasta que se les otorgue un aumento de sueldos a los educadores. Foto Referencial Cortesía

Andreína Vies.- Este martes 15 de septiembre Luis Guillermo Padrón, presidente de la junta sindical transitoria del Sindicato Venezolano de Maestros del estado Carabobo, expuso la decisión del gremio docente en no acatar el regreso a las actividades escolares, ya que a la emergencia sanitaria se le suma la precariedad de sus salarios, los cuales van desde 2 y 4 dólares al mes.

Padrón destacó, “Ningún maestro gana como para financiar el servicio de internet al Estado, es el Estado quien debe hacer. Un docente uno gana 398.000 bolívares quincenal y un docente seis gana 900.000 bolívares quincenal, eso no alcanza para nada, no hay condiciones económicas”.

Posición que deja saber que los docentes no se encuentran preparados para el inicio de clases ni presencial, ni virtual, ya que a las bajas remuneraciones se le incorporan las fallas en los servicios de internet, eléctrico y de gasolina, situaciones que disminuyen la posibilidad de reanudar el año escolar.

En este contexto, el representante de los maestros carabobeños denunció que muchos de los trabajadores han sido amenazados por reclamar mejoras en los pagos, resaltó, “Nuestra exigencia es que se eleve el salario a 600 dólares, es lo que hemos solicitado en reiteradas oportunidades. Denunciamos que algunos directores y supervisores están amenazando a los docentes”.

Lea también: Gobierno de Maduro reforzará medidas de bioseguridad para los comicios del 6-D

Euclides Querales, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo (Apuc), también ha secundado la postura del gremio educativo en no comenzar el periodo escolar, destacó que les exigen “respetar el derecho humano de los estudiantes”, pero a los docentes tampoco se les respeta, ya que tienen “salarios de hambre”, agregó, “ellos saben que ganamos son 4 dólares mensuales y cada vez que se nos muere un profesor o un familiar, debemos pedir limosnas para enterrarlos o cremarlos”.

Querales sentenció que, cuando se decrete el aumento de salarios será posible ajustar la metodología para las clases en línea o a distancia, pero los recursos para ello deben ser suministrados a los trabajadores.

Redes sociales

Archivo

Categorías