Noticias Notiglobo

Armando Iachini nos habla del uso del plástico en la construcción

El mundo de la construcción está haciendo lo posible por transformar su metodología integral en una mucho más sustentable y amigable con el medio ambiente, usando materiales que tengan mínimo impacto en cuanto a contaminación y, sobre todo, desarrollando técnicas derivadas de productos provenientes de procesos de reciclaje.

¿La finalidad? Según Armando Iachini, director de Construcciones Yamaro, es aprovechar al máximo los recursos disponibles y transformarlos en oportunidades en pro de la humanidad. ¿Cuáles recursos? Ejemplos sobran: desde bloques hechos de papel reciclado (duraderos e igual de fuertes que los de cemento) hasta vidrios y plásticos reutilizables.

El caso del plástico reciclado es digno de enmarcar pues, como no podía ser de otra forma, se trata de un producto sorprendente, capaz de hacer las veces de material idóneo a la hora de aportar al ahorro energético en cuanto a calefacción se refiere, amén del hecho que sirve (y mucho) para incrementar la refrigeración pasiva de los hogares.

En Holanda, por ejemplo, se dieron a la tarea de ir más allá en cuanto al uso del plástico en la construcción y se dedicaron a erigir un proyecto efímero llamado Pabellón PET que, como su nombre lo indica, se trata de un edificio temporal (centro cultural, artístico, educativo y comunitario) hecho con enormes paneles elaborados con botellas plásticas.

Armando Iachini explica que para el Pabellón PET se usaron unas 40 mil botellas, y toda la iniciativa sirvió de experimento para dar a conocer los beneficios que tiene el plástico como material de construcción. ¿El resultado? ¡Un éxito! Primero, por todo lo antes mencionado, y segundo, por crear un nuevo paradigma habitual en la conciencia de la sociedad.

Twitter

Archivo

Categorías