Mundo

Colegio Enrique Rébsamen se convierte en símbolo del terremoto de México

AP Photo/Miguel Tovar

Una escuela reducida a escombros, cuando niños y maestros estaban dentro, se ha convertido en el símbolo de la tragedia que vive México por el terremoto de magnitud 7,1 que lo golpeó la tarde del martes y que enlutó al país entero.

De los más de 200 muertos causados por el terremoto en México, 21 son niños que estaban en la escuela Enrique Rébsamen cuando la tierra tembló. El edificio de cuatro pisos ahora es una pila de concreto, ladrillos y columnas entre los que todavía hay personas atrapadas, reseñó DPA.

Enrique Rébsamen es una escuela privada de unos 400 alumnos de preescolar, primaria y secundaria. El terremoto inició a la 1:14pm de México, hora en la que se imparten clases en las escuelas, cuando el terremoto empezó.

El perímetro que rodea la zona del derrumbe fue acordonado y asegurado por militares y miembros de Protección Civil. Solo se admite la entrada de los rescatistas, voluntarios y autoridades. A unos 100 metros, las personas esperan el rescate de tres desaparecidas, entre ellos una niña y un niño.

Los padres de los niños que todavía están atrapados en los escombros pernoctaron en carpas instaladas en el patio de la escuela. Las cobijas y camas improvisadas se ubicaron entre los restos destruidos del colegio.

El sismo se sintió tan fuerte en la capital mexicana que recordó al de 1985, que dejó unos 10.000 muertos. Precisamente, el martes se conmemoraban 32 años de aquel trágico evento. Con epicentro entre  Morelos y Puebla, a unos 120 kilómetros de la Ciudad de México, el del martes ha provocado víctimas mortales en seis estados.

De la escuela se ha logrado rescatar a 11 personas. Sus nombres, así como los de los hospitales en los que están, han sido escritos en papeles pegados en postes a unos metros del perímetro de seguridad.

Redes sociales

Archivo

Categorías