Notiglobo

Conoce la historia de Pedro Salas, un niño que —a solo meses de nacido— logró vencer una cardiopatía congénita

Pedro Salas- Hjlamar Gibelli te invita a conocer su historia

El 8 de julio de 2019 fue llevado a mesa operatoria. Durante la cirugía a corazón abierto, el nervio frénico sufrió una lesión, por lo que ameritó una segunda intervención. Afortunadamente, todo salió bien y hoy goza de perfecta salud


Respiración rápida, cansancio, sudoración al comer y poco progreso de peso, estos fueron los primeros síntomas que presentó Pedro José Salas Padilla a los pocos días de su nacimiento. Su madre estaba angustiada. ¿Qué le pasaba a su hijo?  Luego de dos semanas, acude al control con el pediatra. Allí recibió la noticia que ningún padre quiere escuchar: ¡su bebé tenía un soplo cardíaco!

Lo refieren al cardiólogo infantil, quien lo evalúa y diagnostica comunicación interauricular, una cardiopatía congénita que se caracteriza por un defecto en la pared (el tabique auricular) entre las dos cámaras superiores del corazón, la aurícula derecha y la izquierda.  

Inician el tratamiento con Espironolactona. Pedro José es referido al Hospital J.M. de los Ríos.

Pedro Salas presenta cardiopatía congénita (CCC)

Lo evalúan a los dos meses y le diagnostican cardiopatía congénita (CCC): Conexión Venosa Pulmonar Anómala Total (CVPAT) a seno coronario + Comunicación Interauricular (CI) pequeña.

El 08 de julio de 2019 es llevado a mesa operatoria. Los hallazgos, según informe médico, fueron: CIA FO de 5 mm: se observa las cuatro venas pulmonares llegando al seno coronario.

Se amplía el orificio del tabique interauricular hasta 20mm aproximadamente y se procede a destechar el seno coronario dirigiendo el drenaje de las venas pulmonares a la AI, cerrando el tabique interauricular con parche de pericardio autólogo, agrega el informe.

Pasa a la UCIP intubado, sedado. Recibió Milrrinone y Furosemida en infusión continua.

Se le realiza un eco cardíaco. En la UCIP se observa que en las primeras tres horas presentó oligo-anuria y taquicardia 180-198lpm. Se aumenta dosis de Milrrinone.

En las siguientes 6 horas continúa con oliguria, baja producción de orina.

Se le colocó un catéter de Tenkof para ultrafiltración.

Se mantuvo en ventilación mecánica por 48 horas.

Atelectasia apical

Presentó atelectasia apical (un colapso completo o parcial del pulmón entero o de una parte lóbulo del pulmón) y  basal derecha. Se realiza aspiración selectiva.

Permanece en la UCIP con dieta absoluta. No presentó convulsiones ni focalizaciones.

Se traslada a hospitalización a las 72 horas de PO en condiciones clínicas estables con:

  • Infusión de Milrrinone y de y Furosemida
  • Oxígeno por cánula nasal
  • Catéter de Tenkof
  • Drenaje mediastinal

Se le disminuye la dosis Milrrinone, de Furosemida y oxigenoterapia.

Se retira el drenaje mediastinal, al igual que el catéter de Tenkof.

Una vez lo dan de alta, a las 48 horas Pedrito tuvo que ser trasladado al Hospital de Clínicas Caracas, ya que no había cupo en la parte pública y en la privada tampoco para UCI pediátrica.

Allí descubren que durante la cirugía a corazón abierto fue lesionado el nervio frénico, lo cual ameritó una segunda cirugía (Plicatura de diafragma).

En el post operatorio sufrió 2 paros respiratorios. Pero afortunadamente, su evolución fue positiva y los médicos lo dan de alta (aunque dependiente de oxígeno diario).

Dos años después

Luego de dos años de su primera cirugía, Pedro José Salas Padilla se encuentra totalmente recuperado, por lo que su madre, y demás familiares, expresaron —una vez más— su agradecimiento a los médicos y enfermeros que atendieron a Pedro José; así como también al empresario Hjlamar Gibelli, quien los apoyó con el tratamiento durante todo el proceso, ¡permitiendo un desenlace feliz para este heroico niño!

Redes sociales

Telegram Notiglobo

Categorías