Entretenimiento Notiglobo

En los Premios Grammy resaltó el blanco, los ‘strapless’ y las uñas extravagantes

Adriana Celedón.- Hace veinte años, la alfombra roja de los Grammys estuvo marcada por la cantante y actriz, Jennifer López quien marcó un hito con su ahora legendario vestido verde Versace abierto hasta el ombligo, que provocó un colapso total en Internet.

Sin embargo, en esta oportunidad, las estrellas más brillantes de la industria de la música intentaron superar ese hito y resultó que el blanco fue tendencia, junto con vestidos strapless y uñas brillantes súper largas, el domingo en el Staples Center de Los Ángeles.

Estas son algunas conclusiones de la alfombra roja en la noche de los Grammy:

Blanco sexy

La exitosa Lizzo llegó temprano y lista para su primer plano, y ostentando el máximo de nominaciones para esta gala.

La cantante y flautista de 31 años, ataviada con un Versace blanco con escote corazón y corsé con cristales Swarovski cosidos a mano, según la casa de moda italiana. Lucía un peinado de ondas tipo Hollywood y diamantes adornaban hasta sus uñas.

La artista que llegó a la entrega de los Grammys en pleno apogeo abrió la noche con un homenaje a la leyenda del baloncesto Kobe Bryant, muerto pocas horas antes en un accidente de helicóptero, a lo que le siguió un popurrí de varios de sus temas.

Vaporosos

La princesa del pop Ariana Grande llegó como flotando en una nube: un vaporoso vestido de tul con volantes azul grisáceo de la diseñadora Giambattista Valli y guantes casi hasta los hombros, con su característica cola de caballo.

Colores brillantes

Lil Nas X abandonó el blanco previo por un atuendo de vaquero Versace rosa chicle de chaqueta corta y pantalones, sobre una blusa de malla con arnés y el consabido sombrero.

Para no quedarse atrás, Billie Eilish, una de las grandes favoritas de la noche, estaba de la cabeza a los pies ataviada con un Gucci ancho negro y verde lima, y zapatillas deportivas.

Uñas protagonistas

La música y las uñas fueron una sola cosa, y cuanto más largas, mejor. Las de Lizzo estaban literalmente goteando diamantes, o algo parecido a las piedras preciosas.

Eilish se decantó por unas uñas verdes salvajes que combinaban con su Gucci personalizado. Y la española Rosalía, ganadora del mejor álbum latino de rock, urbano o alternativo, dijo que sus uñas plateadas como dagas eran “algo especial” que hizo por la noche.

Política y música

El mundo del espectáculo no suele ser amable con Donald Trump, pero algunos invitados a los Grammy han usado más de una vez la alfombra roja para aclamar su amor por el presidente republicano, y sin duda tratar de aumentar su presencia en las redes sociales.

La cantante Joy Villa se cubrió con un vestido rojo brillante con el lema TRUMP 2020 estampado en la parte delantera en letras blancas. ¿En la espalda? IMPUGNADO Y REELEGIDO. La cereza del postre era una capa azul y blanca.

El cantante Ricky Rebel llegó con un estrafalario traje rojo bajo un paraguas con dosel de encaje, que abrió para revelar una blusa de flecos y unos pantalones de cuero que dejaban sus nalgas al aire en las que estaba escrito: IMPUGNA ESTO.

Y la actriz Megan Pormer llevaba un vestido rojo sin tirantes y con una abertura súper alta que decía “NO WAR IRAN”. Con sus brazos abiertos, desplegó una especie de capa hecha con las banderas estadounidense e iraní.

Redes sociales

Archivo

Categorías