Deporte Noticias Notiglobo

Fundación Yammine respaldó carrera Mifafi-La Culata

La Fundación Yammine se ha hecho presente en la más reciente edición del ultra trail Mifafi-La Culata, carrera a campo traviesa que, cada mes de marzo desde hace cuatro años, congrega a unos 200 atletas de alta competencia, montañistas y senderistas en el estado Mérida para participar en los 38 kilómetros de hermoso y duro recorrido.

Este año, la presencia de la Fundación Yammine se basó en un importante respaldo económico que la institución brindó a la organización de la carrera para que esta pudiera, entre otras cosas, garantizar algunos importantes y vitales elementos logísticos del evento, tal como el pago a los imprescindibles guías y rescatistas.

Sarkis Yammine, vocero de la Fundación Yammine, dijo que la institución que representa está orgullosa de colaborar y cooperar con esta carrera, más tomando en cuenta que ella y la fundación comparten como clave dentro de sus objetivos lo que es el eje tanto ambiental como deportivo. “Los corredores tienen la oportunidad de ejercitarse, pero además de recrearse con la magnífica vista del paisaje de los andes venezolanos, que debemos conservar”, sentenció, al tiempo que se comprometió a seguir apoyando este tipo de iniciativas.

La carrera Mifafi-La Culata es considerada la ultra trail más elevada del continente americano en cuanto a promedio de altura, así como la segunda en todo el planeta. Numerosas lagunas y cinco altos se atraviesan en la ruta hasta el Alto de Pan de Azúcar, punto de máxima altura del recorrido a 4.494 metros sobre el nivel del mar.

La carrera parte del Guardaparques de Mifafi (3.750 metros sobre el nivel del mar) y se enrumba al Parque Nacional Sierra de la Culata. La gran mayoría de los participantes, así como sus acompañantes, pernoctan en el páramo con días de anticipación, y su presencia en el lugar genera una fuente de ingreso extra al turismo rural en cuanto a alojamiento, alimentación y otros consumos.

Redes sociales

Archivo

Categorías

Publicidad

loading...