Deporte

Los misterios del Real Madrid

Cuántas cosas se han dicho y se siguen diciendo acerca del Real Madrid y sus victorias inverosímiles. Categoría de sus jugadores, casualidad, magia, brujería, talismán, y para salirse del rollo, que lo que ha tenido es mucha suerte. Se argumentan las cosas más variadas y quizá sea un poco de cada una, pero nadie sabe, ni siquiera sus futbolistas, donde es que está la verdadera razón.

Algunas veces Rodrygo, otras Vinicius, unas Valverde y hasta un tal Joselu ante el Bayern Munich, quien emergiendo desde el banco y vestido de prestidigitador ha sido el que ha hecho el gran milagro. Pero no es solo esta versión madridista la de los triunfos imposibles, porque no es un hecho nada más que del tiempo actual.

El sortilegio viene desde los años cincuenta, los días de grandeza de Alfredo Di Stéfano, Francisco Gento, Kopa, Santamaría, Juanito Alonso, y se extiende, con el calendario uniformado de blanco, hasta la época en la que nos ha tocado vivir…

Se ha probado en las batallas, cercado en la última trinchera, para regresar desde la ultratumba de los partidos y vencer. Decía aquel jugador inglés (Gary Lineker) que “el fútbol es un deporte que se juega con los pies y en el que siempre ganan los alemanes”. Hoy día habría que decir, “que aunque estés en ventaja siempre te gana el Real Madrid”.

O, mejor, que para alcanzar un campeonato o una Champions League, primero hay que dejar en el camino al Madrid y poder pensar con tranquilidad, sin la profunda preocupación de que el lobo anda suelto…

Mañana será el gran día, otra vez, y quién sabe cuántas veces así ha sido. Será el partido en el que el Real Madrid tenga que verter su “sangre, sudor y fútbol (lágrimas)”, como dijo alguna vez Wiston Churchill, para volver a demostrar lo que ya está demostrado. Delante va a tener un conjunto sin figuras, pero en el fútbol estas cosas a veces, muchas veces, poco importan.

El fútbol es deporte asociado, conjuntado, de solidaridades y compañerismo en el que de cuando en cuando tener a un astro sobra, molesta. El Borussia Dortmund es un equipo típicamente alemán, de la escuela de los teutones, es decir, potencia, choque, entrega generosa y que, como el propio Madrid, nunca abandona así tenga la soga atada al cuello.

Será un partido para verlo en primera fila y con los nervios bien templados, porque será para no olvidar. Dos titanes: uno que sabe lo que es tener entre manos la copa de Europa, y otro que quiere saberlo. Solo que antes tendrá que conjurar al que tiene el misterio, la magia, el talismán y la sangre para vencer y vencerse a sí mismo.

Nos vemos por ahí.

Ver fuente

Redes sociales

Categorías