Nacional Noticias Portada

Accidente de trenes en el Tuy: hablan las víctimas

Tren del Tuy

NOTIGLOBO.-

El choque de tres trenes en el ferrocarril Ezequiel Zamora, en la vía del Tuy, generó confusión y angustia entre pasajeros, operadores y familiares de los afectados, quienes no sabían con exactitud qué había sucedido ni cómo estaban los involucrados en la colisión, según informaron las agencias.

Francisco Garcés, ministro de Transporte y Comunicaciones, dio el reporte oficial varias horas después de lo sucedido. A las 7 de la mañana, un tren sin pasajeros que viajaba en dirección a Charallave frenó de emergencia en el túnel 11, a la altura del kilómetro 21, provocando que un segundo tren que iba en esta vía chocara con su parte trasera. El segundo tren (sin pasajeros) se volcó y varias partes cayeron en la vía contraria.

El conductor del tren que se desvió, Wilfredo Macedo de 27 años, no sobrevivió.

El tercer tren involucrado iba en sentido Charallave-Caracas, que al ingresar al túnel 11, tuvo que frenar de golpe al darse cuenta de que la vía estaba obstaculizada. Sin embargo, había sido demasiado tarde y no logró evitar que el tren impactara contra el choque. Este tren trasladaba a aproximadamente 4 mil 100 personas.

Las razones del incidente aún son desconocidas. La División de Investigación de Siniestros de la policía judicial están trabajando para definir las causas del choque.

Afortunadamente, sólo hubo una persona fallecida de la gran cantidad de pasajeros que se vieron afectados por lo ocurrido. Sin embargo, los testimonios de las víctimas e involucrados reflejan la desesperación, el miedo y la angustia que vivieron mientras eran rescatados.

Por la estructura de la colisión, las personas del primer vagón fueron las más afectadas, en el que viaja la tercera edad, mujeres embarazadas y gente con movilidad reducida. Se reportaron alrededor de 35 heridos.

Marina Castillo, trabajadora del Ministerio de Salud que iba a Caracas, señaló que después del choque, el tren vibró fuertemente hasta que se detuvo. Por su parte, René Cordero, quien también iba en uno de los vagones, explicó que los vidrios hicieron como una ola y luego empezaron a estallar. Algunos restos de las ventanas hirieron a varias personas.

Se quedaron sin aire acondicionado y sin luz, puesto que la electricidad había fallado. La mayoría de los pasajeros que ha testificado señalan que estuvieron esperando por ayuda, pero nadie llegaba. Así fue por casi una hora, pasaban las 8 de la mañana y aún no sabían qué había pasado.

En poco tiempo, ya los pasajeros habían perdido la paciencia y decidieron forzar las puertas para salir de los vagones, que se habían detenido sin que ellos supieran por qué.

Algunos pasajeros decidieron devolverse a pie hasta la estación de Charallave, a un poco más de un kilómetro de donde se encontraban. Otro grupo de personas emprendió el camino hacia Caracas, faltando aproximadamente 8 kilómetros.

Un joven de 15 años, Cléiber Martínez, le mandó un mensaje de texto a su mamá desde el cuarto vagón notificándole que el ferrocarril se había atascado y que estaban sin luz y sin aire.

Cuando se acercaban las 10 de la mañana, ya estaban llegando las autoridades y por vía aérea, comenzaron a trasladar a la tercera edad, mujeres embarazadas y niños.

Por otra parte, los familiares de las personas que estaban dentro de los vagones, empezaron a angustiarse porque no sabían de sus seres queridos. La señora Marisol Oropeza, madre de Ademara Núñez, quien se quedó atrapada en el tren, demostró su desesperación ante las autoridades, quienes no sabían informarle del paradero de su hija. Oropeza supo del choque porque lo escuchó en la radio y se puso muy nerviosa al darse cuenta de que su hija estaba allí.

Uno de los testigos del choque, el señor René Cedeño, expresó que fue horrible, un impacto muy fuerte que causó desesperación en los pasajeros. La gente lloraba, había desmayados. Cedeño aprovechó para llamar la atención de las autoridades, para que presten más atención a este tipo de servicios. Garcés, por su parte, reconoció que hubo una falla técnica; sin embargo, falta esperar cuál fue la causa específica del accidente.

El servicio de ferrocarril se encuentra suspendido, por lo que se habilitaron 110 autobuses gratuitos para cubrir estas rutas.

Redes sociales

Archivo

Categorías