Deporte

Zinedine Zidane no tiene motivos para celebrar

El mercado de fichajes de verano está próximo a llegar a su fin y el técnico del Real Madrid está a horas de quedarse con la misma plantilla con la que disputó el campeonato pasado, atravesando la frustración de que ninguno de sus requerimientos hayan sido escuchados por Florentino Pérez o la directiva del conjunto blanco.

A menos que el club merengue sorprenda con un fichaje inesperado y multimillonario, Zizou ha visto cómo sus principales candidatos ya defienden otros colores: Paul Pogba fue a parar a las filas del Manchester United, a pesar de que el técnico francés lo consideraba pieza esencial de su proyecto deportivo y Marcos Llorente viste la camiseta del Alavés.

En cuanto a las bajas del Real Madrid, que tampoco se han producido, el equipo tiene una saturación de los medios ofensivos que sigue siendo un problema, ya que ni Isco ni James han colgado la camiseta del conjunto del Santiago Bernabéu, y a menos que se produzca una multimillonaria oferta de último momento, ni el español ni el colombiano parecen encaminados a la Premier o el Calcio.

Zidane está próximo a quedarse con una alineación muy similar, salvo la repesca de Morata, en la que debemos incluir la preocupante lesión de Benzema. Paul Pogba, por su parte, nunca contempló la posibilidad de vestir la camiseta merengue, prefirió volver a su casa, Manchester, y unirse a los ideales de José Mourinho.

 

 

 

 

Archivo

Categorías