Deporte

¡Que descanse en casa Ángel Hernández!

“Sin umpires no hay beisbol. Pero, con umpires como Ángel Hernández, lo que hay es un caos”..J.V.

La pregunta de la semana: Conectar un jonrón en un juego de Grandes Ligas, es una hazaña. Pero hay 18 que sacaron la bola cuatro veces en un juego. Anótate 11 puntos por cada uno que recuerdes.

La respuesta: Carlos Delgado, J.D. Martínez, Josh Hamilton, Scooter Gennett, Mike Cameron, Shawn Green, Mark Witten, Mike Schmidt, Willie Mays, Bob Horner, Rocky Colavito, Joe Adcock, Gil Hodges, Pat Seerey, Chuck Klein, Lou Gehrig, Ed Delahanty, Bobby Lowe. Le pidieron la renuncia o lo botaban en seguida.

Finalmente ocurrió lo que hace años debía haber ocurrido: El peor umpire en la historia del beisbol, el cubano Ángel Hernández, de 62 años de edad, está en su hogar, con la familia, en vez de causar tantos inconvenientes en los terrenos del beisbol, por una calidad de trabajo tan deficiente, que producía asco.

Hernández exhibió su estúpida calidad en las Mayores, desde 1992, cuando también trabajó en Venezuela. Algunos mánagers, coaches y peloteros, se horrorizaban al conocer que les tocaba juegos con él como juez.

El mánager los Yankees Aaron Boone, dijo: “Cuando aparecía Ángel Hernández en el terreno, había terror en todo el ambiente, y no de un solo lado, sino en los dos equipos”.

“Aún cuando no quieras a tu padre, miéntele de vez en cuando diciéndole que sí lo quieres. Es una muy buena obra de caridad”… Dick Secades.

“Tus padres te han querido toda la vida gratis”… Joseph McKadew.

Tremendo lanzamiento nunca visto. El mundo de las menores, y especialmente el de los scouts, ha caído en el asombro por el desconocido lanzamiento que tira un prospecto derecho, de los Cardenales, llamado Ettore Guilianelli.

El joven, de 21 años, está en su cuarta temporada por las menores, ahora en Clase A, Palm Beach, aquí en Florida, y todo lo que le falta es control para ser incorporado al róster de San Luis.

La pelota tirada por Ettore, cae a 32 pulgadas como una curva, a la vez que, en forma de screwball, se desliza ocho pulgadas a su derecha, a más de dos mil revoluciones por minuto. Los scouts opinan que, si logra controlar ese pitcheo, nadie lo podrá batear. Y así lo confirman bateadores que lo han sufrido, como el derecho dominicano, José De La Cruz, del equipo de Lakeland (Tigres).

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Ver fuente

Redes sociales

Categorías