Deporte Noticias Portada

La sanción de Yorvit Torrealba: suspendido por 66 juegos

Cuando en la jerga beisbolera se emplea el verbo “conectar” se alude al momento en que un bateador hace contacto con la bola y la envía, bien sea como un fly (por aire, marcando una elipse), una línea (por aire en línea recta), o rolling (rodada por el campo). Pero lo de Yorvit Torrealba el 23 de diciembre, en su turno al bate, no fue ni fly, ni línea ni rolling. En medio de un arrebato de infantilismo y demencia, el receptor de los Leones del Caracas conectó un manotazo al rostro del umpire del home, Darío Rivero Jr., por estar en desacuerdo con la sanción del árbitro del home. En el acto fue expulsado del juego pero la malcriadez le ha salido aún más cara a él, a su equipo y a su fanaticada: la Liga Venezolana de Beisbol Profesional ha decidido sancionar al grandeliga con la suspensión de 66 juegos.

“Hubo un acto claro de agresión, que viola los estatutos de la liga y que como cualquier acto de agresión es inaceptable”, declaró José Grasso Vecchio, presidente de la LVBP, como lo recoge el sitio digital de El Tiempo de Puerto La Cruz. La medida ha sido adoptada en una asamblea extraordinaria sólo para tratar el punto, a la que asistieron representantes de los ocho equipos que participan en la liga nacional.

El de Torrealba, quien también juega con los Vigilantes de Texas, es uno de los castigos más severos que se ha impuesto a un jugador en la historia del circuito profesional venezolano, a pesar de que en las redes sociales fanáticos enfurecidos por la agresión del catcher opinan que ha sido más bien una medida tímida, porque no viene acompañada de multas en metálico o horas de labor social.

Grasso Vecchio defiende la sanción: “Ha sido ejemplarizante. La liga actuó conociendo todos los detalles y analizándolos, por eso la suspensión es de casi un año. No podemos pensar en menos de eso, cuando desde hace tiempo nosotros estamos impulsando una campaña de no violencia en los estadios y en los juegos”.

El asunto tiene un antecedente:  En junio del 2010, Torrealba fue suspendido con tres partidos en las Grandes Ligas, después de que hiciera contacto físico con el árbitro principal Larry Vanover durante un partido que su entonces equipo, los Padres de San Diego, disputó con los Azulejos de Toronto, recuerda información de agencias de noticias.

Torrealba tendrá 24 horas para apelar la suspensión. Los representantes de la LVBP, si eso llega a suceder, dispone de 48 horas y cinco días para dar su decisión final. Aparentemente, el hombre se muestra arrepentido de su mal comportamiento. “Está consciente de que lo que hizo está mal. Se dejó llevar por el calor del momento y así lo reconoce”, declaró Melvin Román, agente del pelotero.

Así será el arrepentimiento o el peso de la sanción, o ambas cosas, que quiere dar una conferencia de prensa para hacer públicas sus disculpas, cuestión que ya ha hizo el mismo día de la agresión cuando ingresó al cuarto de los árbitros y pidió perdón a todos.

En aquel juego del 23 de diciembre, los Leones del Caracs fueron derrotados por 5-7. No fue un buen día para los caraquistas, desde luego.

AFN |@notiglobo

Redes sociales

Archivo

Categorías