Nacional

Esto revelan sobre el caso de Linda Loaiza en Venezuela

Linda Loaiza
Linda Loaiza López defensora de los derechos humanos, dio su testimonio en “Doble crimen, tortura, esclavitud sexual e impunidad"

NotiGlobo.- El caso de violencia de género de Linda Loaiza López, retumba en Venezuela a 20 años de lo sucesos que cambiaron la vida de esta mujer venezolana que en aquel momento era una joven de provincias que desapareció por 114 días en los cuales fue esclavizada sexualmente y torturada con sadismo, fue conocido por los venezolanos en marzo de 2001.

El libro Doble crimen. Tortura, esclavitud sexual e impunidad, escrito por la activista Luisa Kislinger, y publicado en España y Venezuela el 8 de marzo reseña todo lo vivido por Linda Loaiza durante su cautiverio y la larga batalla legal que lo sucedió.

De acuerdo a un artículo de opinión publicado por The New York Times, en esta obra se relata el horror de los hechos y la impunidad que vivió Loaiza en ese oportunidad. Rasgos que denotan la capacidad de sobrevivencia y alto nivel de fortaleza detrás de esta historia.

Transcurrieron cincuenta y tres días después de ser rescatada, y para ese momento su agresor, Luis Carrera Almoina no había sido detenido. Cuando ya fue imposible sostener su libertad, recibió la medida de casa por cárcel. Tres años y tres meses debió esperar Loaiza para que comenzara el juicio.

Asimismo, el periodista responsable de este articulo de opinión y editor del libro, Sergio Dahba, señala que, a diario, comprueba que en Venezuela existen otros casos similares al de Loaiza, que batallan contra los maltratos, las agresiones y la corrupción e inspiran a otras víctimas para que rompan el silencio y acusen a sus agresores.

En ese sentido, describió el estado en que fue hallada Loaiza, quien ingresó en el Hospital Clínico Universitario de la Universidad Central de Venezuela (UCV) con el labio deformado y desgarrado. Sus oídos presentaban heridas crónicas por golpes continuos. Tenía sangre acumulada en el abdomen.

“Sus senos y pezones mostraban quemaduras de cigarrillos y marcas de mordiscos. Heridas de ataduras marcaban las muñecas, tobillos y piernas. Tenía la nariz y la mandíbula fracturadas, politraumatismo craneoencefálico y la lengua hepatizada. Padecía desnutrición. Había pasado casi cuatro meses en manos de un psicópata y tardaría seis meses en volver a caminar”, relata al detalle.

Reseña que Linda en ese momento no tenía dinero, poder ni influencias políticas, pues “el sistema de justicia que debía protegerla fue indolente ante su padecimiento”.

Después de seis años, el caso había pasado por 97 jueces, 16 fiscales y solo concluyó tras una huelga de hambre de 13 días en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Las audiencias se diferían constantemente.

“Testimonios como el de Linda son dolorosos e incómodos, pero también indispensables. Nos permiten entender todo lo que hay que corregir en nuestra sociedad para acabar con la violencia de género y sacar a muchas mujeres del infierno”, señaló. 

Redes sociales

Categorías