Deporte Noticias Notiglobo

Luis Bethelmy afronta su primer Mundial siendo un ícono de la Selección

Luis Bethelmy se alista junto a sus compañeros de selección para representar a Venezuela en el Mundial de Baloncesto China 2019. Y mientras lo hace, ha dedicado un tiempo a hablar sobre lo que significa este reto y lo que ha sido su dilatada trayectoria.

Nosotros creemos en lo que hacemos. Ha sido así desde que se consolidó este grupo. Siempre tenemos en mente lograr nuestros objetivos, y trabajamos muy duro para ello”, dice el veterano ala-pívot tras una sesión de entrenamiento en el Centro de Preparación Olímpica Giulio Onesti de Roma (Italia).

El reto de China, y las dificultades que representa, están muy presentes en el sentir de la Selección. “Es la primera vez que estaremos en un Mundial, y somos conscientes de que el nivel que enfrentaremos es muy alto. Lo hemos visto en los partidos amistosos. Realmente para todos es un reto grande, pero eso es lo que siempre nos ha motivado”, sentencia.

El baloncesto, una pasión tardía

Cuando habla de su carrera, el famoso ‘Tsunami’ comienza diciendo que bien pudo haber tenido un destino totalmente diferente. Eso, porque de niño lo que jugaba era béisbol. “Un día a mi mamá le dijeron que tenía talento y que me iba a ver un scout allá en Güiria. Me mandó para el estadio, pero en el camino me fui para Irapa a jugar un torneo de basquet con mis amigos”, cuenta entre risas desde la concentración Vinotinto.

El baloncesto, deporte al que fue introducido por un grupo de amigos cuando todavía cultivaba sueños beisboleros, se convirtió muy rápido en el amor verdadero de Bethelmy. En consecuencia, incursionó en él, aunque tarde según confiesa el propio jugador. “Al principio lo que hacía era tomar rebotes y clavarla. Con el tiempo mejoré algunas cosas”, reconoce humildemente un hombre que, al ser fichado por su primer equipo profesional (Cocodrilos de Caracas), hizo todo lo posible para avanzar con sus propios medios.

Fueron duros esos años iniciales, pero en el camino consiguió muchos aliados que lo ayudaron a establecerse rápidamente en la disciplina del deporte… a establecerse y progresar. Y progresar al punto de que las puertas de la Selección Nacional se le abrieron: debutó en 2007 durante el Preolímpico de Las Vegas y, a partir de ahí, la historia se ha escrito sola (10 torneos internacionales con el equipo nacional).

Desde al ámbito profesional, el jugador lo ganó todo con el elenco capitalino. Y cuando se dio la oportunidad de mudarse a Guaros de Lara (equipo presidido por Jorge Hernández Fernández del que hoy es ficha), igualmente dio todo de sí (y lo sigue dando, por cierto) para seguir cosechando éxitos (nacionales e internacionales) a diestra y siniestra.

Redes sociales

Archivo

Categorías