Entretenimiento Noticias Notiglobo

Emilia Clarke se confiesa… ¡La pasó fatal grabando escenas de desnudo en Game of Thrones!

Nelson Gimón.- La actriz Emilia Clarke estuvo recientemente como invitada en el podcast de su colega Dax Shepard y, entre otras cosas, habló largo y tendido de sus famosos desnudos en la serie Game of Thrones. Más específicamente, la británica se confesó y relató cuán difíciles habían sido esas escenas.

Clarke, que inició su recorrido por la exitosa serie de HBO cuando apenas tenía 23 años, explicó que su rol como Daenerys Targaryen requería que se quitara la ropa con bastante frecuencia frente a la cámara al principio… tan al principio, que su primera escena es precisamente un desnudo.

Lloraba en el baño antes de ciertas escenas. Pero eso pasaba con cualquier otra que incluyera desnudos o no”, reveló la actriz sobre su experiencia (primera relevante en la industria, por cierto), añadiendo que para entonces ella tenía la convicción de que sus desnudos eran necesarios para la historia.

La actriz justificó su modo de pensar de la época diciendo que primero aceptó el trabajo y luego fue que le llegaron los guiones, y que cuando los leyó fue cuando se dio cuenta de la trampa. “Recién había salido de la escuela de teatro y así que lo vi sólo como un trabajo”, afirmó, agregando: “Si está en el guión, entonces es claramente necesario hacerlo. Esto es lo que es y voy a darle sentido. Todo va a ser genial”.

Pero no, no fue genial.

Experiencias desagradables y apoyos inesperados

Clarke relató su primera experiencia desnudándose en Game of Thrones y, por lo que cuenta, parece que no fue algo precisamente agradable. “Había estado en el set de grabación dos veces antes y luego estaba en el mismo set completamente desnuda con toda esta gente, sin saber lo que debía hacer”, contó, añadiendo: “No sabía qué se esperaba de mí, no sabía lo que querían de mí y no sabía lo que yo quería”.

Tanta era su confusión inicial que, independientemente de que hubiera desnudez o no, pasó todo lo que fue la primera temporada pensando que no era digna de pedirle nada al equipo de producción, amén de diciéndose a sí misma lo siguiente: “Aunque sienta que algo está mal (en la escena), voy a llorar en el baño, luego regreso y haremos la escena y todo estará bien”.

Afortunadamente para Clarke, su compañero y coprotagonista Jason Momoa (quien interpretó a Khal Drogo, su marido en la serie) sí que la ayudó mucho en esos primeros capítulos, quien interpretó a su marido abusivo y señor de la guerra, la ayudó en los primeros capítulos. “Él me cuidó. Fue quien se ocupó de mí en un entorno donde no sabía que necesitaba ser cuidada”, reconoció.

Solo ahora me doy cuenta de lo afortunada que fui al tenerlo ahí conmigo. Jason tenía experiencia, había hecho un montón de cosas antes de eso. Era muy amable y considerado y se preocupaba por mí como ser humano”, sentenció.

Cambio de mentalidad

A pesar de que Clarke ha dicho que no alteraría la forma en que se filmó la serie entre 2009 y 2010, sí que confesó que su punto de vista respecto a la desnudez ha cambiado. “Las cosas son muy, muy diferentes. Soy mucho más inteligente con lo que me siento cómoda y con lo que estoy de acuerdo en hacer”, explicó, agregando que ahora está dispuesta a pelear en el set sobre si la desnudez de sus personajes es necesaria o no.

(Con información de BBC y El Nacional)

Redes sociales

Archivo

Categorías