Mundo

Chichí, el perro que encontró vida cuando ya no habían esperanzas

EFE/Sáshenka Gutiérrez

El instinto de “Chichí”, un perro pastor belga de rescate, ha mostrado el camino a seguir para encontrar más vidas entre los escombros de los edificios derrumbados por el sismo que el pasado martes azotó la parte central de México y causó hasta ahora más de 270 muertos.

El esfuerzo y la voluntad de cientos de hombres, tras casi 48 horas de remover escombros en un edificio de las calles de Medellín y San Luis Potosí, en la colonia Roma, llegaron al límite y tras no ver respuesta decidieron abandonar la búsqueda.

EFE/Jorge Dan López

Entonces entró en acción Chichí y su instructor. Ambos treparon a lo más alto de los escombros y en ese momento comenzó el milagro, según contaron a Efe algunos miembros de los equipos de rescate.

La esperanza en el lugar se recuperó y los ladridos de Chichí fueron la señal para retomar los trabajos de rescate. Apenas unos minutos más tarde, los rescatistas lograron ubicar con vida a un hombre llamado Erick, de 35 años, y de inmediato comenzaron las labores para poder llegar a él y sacarlo del lugar, pero lamentablemente al sacarlo de la estructura murió.

El instinto de Chichí demostró a los equipos de rescate que hay que agotar todas las opciones posibles antes de cancelar las operaciones.

Redes sociales

Archivo

Categorías