Nacional Noticias Portada

Eva Ekvall: una luchadora ejemplar

NOTIGLOBO.-

“Gordo, sabes que me voy a despedir para siempre”, le decía hace poco Eva Ekvall a su amigo Giovanni Scutaro, anunciándole su viaje a Houston, Estados Unidos, para un nuevo tratamiento de un feroz cáncer que la consumía hacía años. “Ahora es cuando queda Eva para rato”, ripostaba el diseñador, pero ella corregía: “No mi vida, no puedo más. Yo sé que me estoy despidiendo. Es muy duro porque nunca pensé que fuera a ser así”.

Y fue el pasado sábado, cuando la exmiss Venezuela venezolana de 28 años de edad, tal como lo presentía, como le dijo a su amigo de tantos años, dejó este mundo. Hoy se hará la cremación de sus restos en el Claire Brothers Funeral Home en la ciudad estadounidense.

Ekvall fue, no sólo una exitosa modelo, sino una emprendedora audaz y una luchadora ejemplar. Obtuvo el título de la máxima belleza nacional en el año 2000 y un año después quedó de tercera finalista del Miss Universo. Luego experimentó como animadora del programa “Las Rotenmayer” y posteriormente fue ancla del noticiero de Televen. En 2007 contrajo nupcias con John Fabio Bermúdez y quedó embarazada de su primera hija, Miranda, hace dos años.

Fue precisamente en plena gravidez cuando se percató de un bulto en un seno. Luego de exámenes fue diagnosticada con cáncer. De ahí comenzó un proceso duro de tratamiento con quimioterapia. En su pelea contra la enfermedad, sacó fuerzas para unirse a la fundación Senos Ayuda en su campaña contra el cáncer de mama, y luego escribir un libro, Fuera de foco, junto con el fotógrafo Roberto Mata, quien documentó gráficamente todo el proceso.

Bolivia de Bocaranda, presidenta de la fundación, asegura que Ekvall asumió completamente su papel de vocera. “Siempre sentí que ella tenía una gran carrera interna por concluir el tratamiento, hacer el libro, no se quería perder ningún evento. Yo le decía: ‘tómatelo con calma, no me tienes que acompañar a todos los sitios’ y me respondía: ‘si yo no puedo yo te digo, pero no tomes tú la decisión de que yo no voy a ir”, recuerda en declaración a El Universal.

No se sentía cristiana y se inclinaba hacia el budismo. Prefería hablar sobre el Dalái Lama que de Jesucristo o Ricky Martin.  “El gran problema de Venezuela, más que los niñitos sin hogar, es la mentalidad negativa”, declaró en su última entrevista concedida a El Nacional. Sobre su libro, comentó:  “No es una biografía, porque creo que mi vida no es lo suficientemente interesante para ser contada. Es sólo una experiencia que viví, para que la gente aprenda. Pero no me voy a quedar en el tema del cáncer toda la vida. Volveré a escribir, todavía no sé de qué”.

“Sé que hace 50 años esta operación hubiera sido mucho más terrible, y la amputación no fue tan traumática. De inmediato se me hizo una reconstrucción. Pero igual soy mujer y hay cicatrices que tendré toda la vida”, añadía.

Hace unos meses, como lo indicó el sábado su esposo, Eva Ekvall recayó luego de haberse mantenido en estabilidad durante varios meses. “A pesar de los esfuerzos realizados, su salud se fue deteriorando hasta producirse su deceso esta tarde (sábado). En ese momento se encontraba acompañada de sus padres y esposo”, dijo en el texto.

Todo el fin de semana llovieron en las redes sociales y los medios tradicionales los mensajes de condolencias a familiares de la exmodelo. Hoy, su marido escribó en Twitter: “Amor… toma mi mano y guíame en esta soledad… miss you Eva”, al tiempo que agradecía los numerosos mensajes de apoyo que le han hecho llegar.

@afnays |@notiblogo

Redes sociales

Archivo

Categorías