Especiales Notiglobo

¡Herencia Cultural! Venezuela es rica en Patrimonios

La festividad de San Juan Bautista fue nombrada el pasado 14 de diciembre Patrimonio Inmaterial de la Cultura

Iralva Moreno.- Históricamente Venezuela es referencia en el mundo por sus reconocidas bellezas naturales como el emblemático Salto Ángel, y además por su rica diversidad cultural gracias a las tradiciones que promueven diversos sectores sociales del país marcando una amplia herencia que pasa de generación en generación.


La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) aprobó el pasado 14 de diciembre declarar Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad al ciclo festivo de veneración y culto de San Juan Bautista que se realiza en Venezuela. 


Con este nuevo logro ya Venezuela suma ocho «Patrimonios Culturales e Inmateriales de la Humanidad», título conferido por la Unesco para enaltecer  preservar y dar a conocer sitios y costumbres culturales para la herencia común en el mundo. Es así como hasta el momento algunos de los patrimonios que registra el país son los siguientes: 

  • Los Diablos Danzantes de Venezuela (2012)
  • La Parranda de San Pedro (2013)
  • La tradición oral Mapoyo y sus referentes simbólicos en el territorio ancestral (2014)
  • Conocimientos y técnicas tradicionales vinculadas al cultivo y procesamiento de la curagua (Hamacas, 2015)
  • El Carnaval de El Callao (2016)
  • Los cantos de los llanos (Patrimonio Inmaterial desde el 2017)* Culto a la Palma Bendita (Patrimonio Inmaterial desde 2019)
  • Ciclo Festivo alrededor de la veneración y culto a San Juan Bautista (2021)

Tal y como está definido en el primero de los Principios Éticos para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Convención del 2003, “las comunidades, grupos y, si procede, individuos deberán ser los que desempeñen la función primordial en la salvaguardia de su propio patrimonio cultural inmaterial”, por lo que las comunidades deben empoderarse de preservar sus costumbres.

Como bien es sabido la Unesco es un organismo especializado de las Naciones Unidas, fundado en el año 1945, para contribuir a la paz y a la seguridad en el mundo mediante la educación, la ciencia, la cultura y las comunicaciones.

De acuerdo a la Unesco «Patrimonio» simboliza el legado del «pasado, lo que vivimos en el presente y lo que le transmitimos a las futuras generaciones. Además de los patrimonios culturales, Venezuela también cuenta con naturales y espacios emblemáticos que son considerados parte del imaginario nacional y mundial, motivado a que son fuentes de vida e inspiración.

  • Santa Ana de Coro y la Vela. Fue el primero en ser declarado Patrimonio de la Humanidad (1993)
  • El Parque Nacional Canaima (1994)
  • La Ciudad Universitaria de Caracas (2000)

Júbilo nacional


Los fieles devotos a San Juan, junto al ministro de Cultura, Ernesto Villegas y otras autoridades nacionales, se congregaron el pasado 14 de diciembre en el Centro Cultural Aquiles Nazoa en La Carlota en la ciudad capital venezolana.

Villegas agradeció a nombre de Venezuela a la organización de la ONU por aprobar la inscripción en esta manifestación cultural en la lista. «Gracias, en nombre de ella, a quienes en @UNESCO_es aprobaron la inscripción de su 8VA manifestación cultural en la Lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad», señaló.


El Gobierno venezolano refrendó la Ley para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que refuerza el marco jurídico y compromiso del Estado con el patrimonio vivo, y el respeto por la diversidad cultural. El órgano encargado de preservar la herencia e identidad cultural es el  Instituto del Patrimonio Cultural de Venezuela (IPC).

En qué consiste el ciclo festivo de San Juan Bautista


Cada 24 de junio se celebra la fiesta religiosa y cultural de San Juan Bautista en Curiepe y Mamporal, poblaciones localizadas en eje de Barlovento y además de Valles del Tuy, Guarenas-Guatire, en el estado Miranda, así como otras regiones venezolanas como La Guaira, Aragua y parte de Carabobo.


Los seguidores y creyentes de la festividad son llamados sanjuaneros y representan la resistencia cultural y de libertad para evocar la memoria de los antepasados.

La tradición consiste en cantos de tipo «malembe y lamento», desfiles coloridos con las figuras del santo, entre otras actividades. Sus orígenes datan del siglo XVIII en comunidades afrovenezolanas esclavizadas durante la colonia española.

Es la celebración del nacimiento del santo, (único santo junto con el Niño Jesús al que se le celebra el nacimiento) y reúne quizás la mayor cantidad de creyentes y devotos.


Según la Unesco, estas celebraciones tuvieron en sus principios una marcada influencia del catolicismo, también se caracterizaron por la presencia de numerosas expresiones culturales de índole verbal, musical y física, vinculadas al África Subsahariana. No obstante, esta festividad tiene sus variaciones y no se celebra de forma igual.


Al respecto el presidente del Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela, profesor Benito Irady, en una entrevista con el periodista y ministro para la Cultura venezolano, Ernesto Villegas, indicó que esta manifestación tiene también influencia indígena, de los pueblos originarios, dejando así una huella importante de que participaron en esas celebraciones.

Te puede interesar: ¡Llegó la Navidad! Venezolanos buscan alternativas para su cena tradicional


«En Curiepe, por ejemplo hay el 1ro de junio un repique. Al terminar mayo, mes de la Santa Cruz, se abre el mes de San Juan Bautista. En Curiepe y otros lugares hay un repique para anunciar el inicio del mes. En algunos solamente el 23 y el 24; además en otros lugares se prolonga hasta el 29 de junio, día de San Pedro, y en otros hasta el 16 de julio, día de la Virgen del Carmen», dijo.

En el año 2017 se comenzó formalmente el proceso de postulación que tuvo una investigación exhaustiva y de larga data que en diciembre de este año se cristalizó y demostró una vez más que Venezuela tiene un alto potencial cultural.

Redes sociales

Categorías