Portada Tecnologia

Cerca de la “partícula de Dios”

“Es muy pronto para sacar conclusiones; se necesitan más análisis y más datos”, afirma Fabiola Gianotti, portavoz de Atlas, el programa de experimentación física del Centro Europeo de Investigación Nuclear. Muy pronto, dice, cuando han pasado década y décadas intentando hallar una respuesta científica al origen del Big Bang.

Lo de ayer fue un hallazgo, más que ello un indicio, que podría avanzar en ese sentido y acortar las distancias en el tiempo. Le llaman en lenguaje coloquial la “partícula de Dios” y en lenguaje científico es conocida como “la partícula de Higgs” o “el bosón de Higgs”. Se trata de el último reducto subatómico que tendría masa, o al menos explicaría por qué las otras partículas tienen masa.

¿Por qué es esto tan importante? Obviamente, el aparente descubrimiento no soluciona grandes problemas en el mundo, ni contribuye al avance médico, pero sí abre alguna explicación un poco más razonable y científica del origen, naturaleza y funcionamiento del cosmos. Si hay masa, hay vida, esa es la premisa.

“Los científicos han acotado un rango de masa que puede tener la famosa partícula de Higgs (afinando hasta unos 125 gigaelectronvoltios, GeV), pero el margen de error estadístico de sus resultados, aunque muy pequeño en la vida cotidiana, es incómodamente alto todavía en esta ciencia ultraprecisa”, dice el sitio digital de El País.

Los voceros del experimento efectuado en el acelerador europeo de partículas, Gianotti (Atlas) y Guido Tonelli (CMS),  explicaron a los medios que después de analizar billones de colisiones durante varios meses, consiguieron encontrar en menos de diez eventos lo que pudiese ser el esquivo Higgs. El objetivo, aclararon, no fue tanto conseguir la partícula como encontrar la manera en que se desintegra.

Cuando dos protones, acelerados al 99,9% de la velocidad de la luz en direcciones contrarias, chocan dentro del acelerador producen, al desintegrarse, una “cascada” de eventos durante los que se crean y se desintegran numerosas partículas de vida muy efímera. Y algunos de esos eventos podrían corresponder al Higgs.

La prudencia científica de Gianotti y Tonelli no les hacen precipitarse a garantizar absolutamente nada, pero creen estar en el camino a despejar la duda. Deberán volver a la experimentación muchas otras veces.

“Si se confirma la observación de Higgs (…) será uno de los descubrimientos del siglo”, apunta Themis Bowcock, profesor de la Universidad de Liverpool, citado en el sitio La Gaceta. “Los físicos habrán desentrañado una de las claves de la composición del Universo, cuya influencia veremos y sentiremos cada día de nuestras vidas”, concluye.

AFN |@notiglobo

Redes sociales

Archivo

Categorías

Publicidad

loading...