Mundo Noticias Notiglobo

¡Habla Evo Morales! Golpe de Estado, asilo en México, y eventual regreso a Bolivia

Nelson Gimón.- Evo Morales, quien renunció a la presidencia de Bolivia este pasado domingo 10 de noviembre, aterrizó en México en calidad de asilado dos días después. Desde entonces, no ha hecho más que repetir que ha sido víctima de un golpe de estado, que desea que los enfrentamientos violentos en su país cesen, y que la posibilidad de regresar no está descartada.

El ahora ex mandatario ahondó en estos asuntos en una extensa entrevista con el diario mexicano El País, y aprovechó también para deslindarse de cualquier tipo de acusaciones de fraude en las elecciones presidenciales del 20 de octubre… de hecho, Morales insinuó que esas denuncias de irregularidades en el proceso fueron el principio del mencionado golpe.

De la conspiración

Morales comentó que el golpe de estado empezó el 21 de octubre, un día después de las elecciones, con la acusación a su juicio falsa de que había fraude. “Ahora me doy cuenta de que la denuncia es el verdadero fraude. Durante dos semanas, se va intensificando y el golpe se consuma cuando la policía se amotina y pasa a ser golpista”, explicó.

Según el líder indígena, la misma Organización de Estados Americanos tiene mucho que ver en la conspiración en su contra. “La OEA ya tenía listo el informe preliminar haciendo ver que había habido fraude. Yo pedí que me contactaran con el Secretario General, Luis Almagro, pero no quiso. Hablé con su Jefe de Gabinete y le dije que con ese informe iban a incendiar el país, que iba a haber muertos. Dicen que gané, pero no con claridad, entonces, debería haber segunda vuelta, pero no, quieren nuevas elecciones. Es una decisión política”, soltó.

El ex mandatario confesó que hizo de todo, desde llamados a diálogos hasta anuncios de nuevas elecciones sin él como candidato, para evitar muertos y heridos en la creciente crisis de la nación, pero que igualmente la conspiración en su contra continuó. Incluso reveló que le sorprendió la intervención de las Fuerzas Armadas, las cuales parecían estar de su lado y al final terminaron pidiéndole directamente la renuncia.

Es otra prueba más del golpe. Evidentemente, me siento traicionado”, comentó.

De su renuncia y el futuro político de Bolivia

Morales le dijo a El País que este pasado fin de semana llevó a cabo innumerables reuniones en las que cada vez se hacía más evidente el golpe, y que el domingo decidió anunciar nuevas elecciones sin él como candidato, primero, y su renuncia a la presidencia, después, para evitar que se desatara la violencia.

Contó que las horas que siguieron a su dimisión no fueron nada fáciles pues su vida estaba en peligro. Tanto, por cierto, que optó por aceptar el asilo que le ofreció México, muy a pesar de que él quería quedarse a luchar.

El izquierdista aprovechó la entrevista del diario azteca para hacer un llamamiento al diálogo, uno que incluya a todos los sectores del país y, de ser necesario, a él mismo. “Si fuera importante, ningún problema”, dijo, agregando que su vuelta a Bolivia sería solo con la intención de pacificar a la nación. “Si puedo aportar a la solución pacífica, después de mi renuncia, lo haré”.

Finalmente, Morales habló de Jeanine Áñez, parlamentaria que fue proclamada Presidenta de Bolivia el martes, y dijo que carece de toda autoridad por tanto y cuanto su renuncia todavía no ha sido discutida precisamente por el Congreso. “Lo primero que tiene que hacer la Asamblea es rechazar o aprobar mi renuncia. Mientras no lo haga, sigo siendo presidente. Una vez aprobada, le correspondería al vicepresidente, que también ha renunciado; constitucionalmente, después va la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra. Esa supuesta proclamación de Áñez es inconstitucional”, espetó Evo, cerrando: “Con la designación de esta señora se confirma el golpe de Estado”.

Redes sociales

Archivo

Categorías