Notiglobo

Armando Iachini: El granito y su valor en la prehistoria

Hay muchas cosas que hay que saber del granito. Primero, que es una roca ígnea plutónica y, segundo, que su valor en el mundo de la construcción es tan enorme como prehistórico. Muestra de ello es que esta famosa piedra ya era utilizada por las civilizaciones más primitivas a la hora de edificar obras importantes. ¿La razón? Su gran resistencia a la erosión.

Armando Iachini, director de Construcciones Yamaro, nos habla al respecto en una reciente nota publicada en su portal oficial y allí nos especifica que el granito, también conocido como piedra berroqueña, siempre ha sido un material muy trabajado, sí, pero muy complicado. De hecho, durante siglos su uso comenzó a emplearse más en lo decorativo que en lo estructural.

¿Por qué? Pues porque labores como tallar el granito y lograr un pulido fino era, en la antigüedad, una tarea casi titánica. Eso explica la razón de que la gran mayoría de las creaciones arquitectónicas realizadas con este material suelan tener una apariencia tosca.

Sin embargo, de las civilizaciones antiguas que más se destacaron en el buen uso del granito están, por ejemplo, los egipcios, quienes no solo lo emplearon para sus edificaciones sino que también le dieron una enorme utilidad en materia de esculturas y elaboración de utensilios domésticos… Para muestra, el botón de la Cámara del Rey en la Gran Pirámide de Guiza.

Este bello y particular recinto fue construido con enormes bloques de granito. Además, allí también podemos conseguir esta roca en varias zonas del revestimiento que compone las otras dos pirámides que acompañan a tan histórico yacimiento arqueológico… Y hay más: los obeliscos egipcios son otro gran ejemplo del uso del granito pues se trata de colosales monolitos íntegramente tallados en enormes piezas de piedra berroqueña.

Explica Armando Iachini que estas piedras de granito usadas por los egipcios eran transportadas sobre las aguas del Río Nilo desde unas canteras ubicadas en lo que hoy día se conoce como Asuán. Ergo, se trataba de un material constructivo efectivamente muy valioso que, por cierto, todavía no se sabe cómo es que hacían los pobladores de aquel entonces para trabajarlo tan diestramente.

Redes sociales

Archivo

Categorías

Publicidad

loading...