Mundo

Dilma Rousseff iría al banquillo de los acusados

Michel Temer, vicepresidente de Brasil, quedaría en lugar de Dilma Rousseff
Michel Temer, vicepresidente de Brasil, quedaría en lugar de Dilma Rousseff
Michel Temer, vicepresidente de Brasil, quedaría en lugar de Dilma Rousseff

NOTIGLOBO

Brasil se encuentra en una encrucijada poco después de un año de haber renovado a su Poder Ejecutivo. La presidenta Dilma Rousseff iría al banquillo de los acusados, un asunto que debe dirimir el Congreso.

Dilma Rousseff teme un juicio político en su contra luego de haber sido reelecta en octubre del 2014. La mandataria dice que cuenta con el respaldo suficiente dentro del parlamento para evitar el llamado impeachment, que sería un paso previo a su destitución.

Miembros del Partido de los Trabajadores, fundado por el ex presidente Lula Da Silva, temen que el juicio político contra Dilma Rousseff prospere en el Congreso. Diferentes toldas políticas que simpatizan con el oficialismo están conjugando esfuerzos para evitar el impeachment, entre ellas el Partido de Movimiento Democrático Brasileño.

Michel Temer, vicepresidente de Brasil, quedaría en lugar de Dilma Rousseff en caso de que la solicitud de juicio político prospere. Tal posibilidad se ventila desde la semana pasada. La presidenta ha manifestado que confía plenamente en su mano derecha.

Medios de comunicación social y fuentes ligadas al ámbito político aseguran que en los próximos días se producirán varias renuncias en el gabinete de Dilma Rousseff. El primero que podría caer es Eliseu Padilha, persona de confianza de Michel Temer.

@notiglobo

Redes sociales

Archivo

Categorías