Notibreve Tecnologia

¡Primera carretera solar del mundo se inauguró en Francia!

Un modesto pueblo de Normandía (Francia) se convirtió recientemente en el protagonista de un gran acontecimiento en materia de innovación, tecnología y sustentabilidad pues allí se acaba de inaugurar nada más y nada menos que la primera carretera realizada con paneles solares. Una pequeña vía que es todo un logro, sí, pero apenas un proyecto que forma parte de uno mucho mayor llamado Wattway.

Según información recogida en el portal web de Armando Iachini, director de Construcciones Yamaro, esta revolucionaria carretera de la comunidad de Tourouvre-au-Perche consta de 2800 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos capaces de producir hasta 767 kilovatios de energía limpia por hora que pasarán a alimentar el alumbrado público del pueblo adyacente.

Todos y cada uno de los paneles solares están ubicados en pleno asfalto y han sido recubiertos con una resistente resina de cinco capas de silicio. ¿Por qué? Para evitar desgaste ya que se prevé que por esta vía transiten unos dos mil vehículos diariamente.

Y, lo dicho, la carretera solar de Normandía es solo la primera parte de un programa mucho más grande impulsado por funcionarios ecologistas franceses, quienes se han puesto como meta llenar al país galo con más de mil kilómetros de vías similares en los próximos cinco años, en un ambicioso proyecto que estaría costando unos cinco millones de euros.

No obstante, la inversión bien que vale la pena para los encargados de Wattway ya que el objetivo es sentar precedentes e iniciar un cambio de paradigma a la hora de producir energía limpia y amigable con el medio ambiente.

La nota de Armando Iachini también destaca lo mencionado anteriormente: Este es solo un proyecto que da su primer paso. La carretera solar recién estrenada de Tourouvre-au-Perche servirá de banco de pruebas y evaluación, y allí se medirá la viabilidad de todo el programa, así como su rentabilidad, durabilidad y demás, amén de las consecuencias que pueda traerle en el futuro inmediato a la comunidad local y a Francia en general.

Dicho período de pruebas estará constando de dos años. Pasado ese tiempo ya será más que verificable si las carreteras solares pueden ser aplicables a rutas de mayor envergadura.

Twitter

Archivo

Categorías