Mundo Política Portada

Putin, fraude electoral y Primavera rusa

NOTIGLOBO.-

Vladimir Putin, presidente electo de Rusia, pudiese tener motivos para no estar tan contento por un triunfo en los comicios del pasado domingo que despiden cierto aroma a fraude y en los que su partido, Rusia Unida, a pesar de haber logrado mayoría absoluta en la Duma (parlamento ruso), ha mermado sus escaños notoriamente y requerirá pactos políticos con algún partido minoritario para alcanzar la mayoría calificada que le permita emprender cambios constitucionales o legales de mayor alcance.

En lo que algunos observadores políticos comienzan a llamar como Primavera Rusa, en un paralelismo a las revueltas del mundo árabe, varios partidos y personalidades han llamado a desconocer los resultados electorales y repetir el proceso. El expresidentes Mijaíl Gorbachov es de quienes se han unido al coro de inconformes.

“Los dirigentes del país deben admitir que hubo muchas falsificaciones y fraudes y que los resultados no reflejan la voluntad de los electores”, ha dicho Gorbachov a la agencia rusa Interfax, como lo recoge el sitio ABC.com.

En virtud del incremento de rusos que consideran fraudulentas las recientes elecciones, el último de los líderes de la extinta Unión Soviética cree que “la única decisión posible es anular los resultados de las elecciones y celebrar unas nuevas”.

“Ignorar la opinión general mina la reputación de las autoridades y desestabiliza la situación”, remató Gorbachov.

En efecto, el descontento ha crecido como lo demuestran las concentraciones de 7.000 personas en la plaza de la revolución de Moscú, aunque las autoridades hablen de apenas 2.000. Se ha requerido el uso de la fuerza pública para quebrar la protesta. Más de 300 personas han sido detenidas, entre ellas el famoso bloguero Alexei Navalni y el líder opositor de Solidaridad, Ilya Yashin.

De acuerdo con los resultados oficiales, Rusia Unida logró 49,3% de los votos, lo que supone 238 escaños, 77 menos que en la anterior legislatura. Analistas políticos sospechan que al menos 10% de la votación por Putin ha sido amañada.

Grigori Yavlinski, líder del partido opositor liberal no logró ni un diputado y ha llamado a la oposición comunista y ultranacionalista a renunciar a sus escaños y forzar así unos nuevos comicios.

En medio de la tormenta, Putin, quien ejercer actualmente el cargo de primer ministro, ha preferido ser cauteloso. “Quiero decir un par de cosas sobre las elecciones a la Duma, muy brevemente. Ya se habla mucho de eso, el problema es muy debatido, por lo que de momento no voy a hacer evaluaciones”, expresó, citado por la agencia Interfax.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, se ha atrevido a ir un poco más allá. “Puedo expresar mis sensaciones: Rusia Unida obtuvo exactamente lo que tiene, ni más ni menos, y en este sentido las elecciones fueron limpias, justas y democráticas”, recalcó al anunciarse los resultados de la votación.

En defensa del presidente electo, Dmitri Peskov, secretario de prensa de Putin, ha querido diferenciar: “la popularidad de Putin y la popularidad del partido son dos cosas totalmente distintas”, declaró a la BBC.

La desconfianza de buena parte de los rusos no es solamente con los resultados de los comicios. Ya antes, habían expresado sus dudas con relación a la arquitectura electoral. Una encuesta previa publicada por el diario El País, indicaba que 42% ya opinaba que los comicios serían sucios y que en ellos se utilizaría la presión sobre el electorado y se manipularían las papeletas.

El desenlace de esta polémica podrá verse el próximo sábado, cuando 25.000 usuarios de la red social Facebook han confirmado que acudirán el próximo sábado a una multitudinaria manifestación en la céntrica plaza de la Revolución, junto al Kremlin. Será la “bienvenida” a Putin en su regreso al Kremlin.

@afnays | @notiglobo

Redes sociales

Archivo

Categorías

Publicidad

loading...