Nacional Noticias Portada

Guanare bajo vigilancia militar para evitar disturbios

Guanare

NOTIGLOBO.-

Guanare, capital del estado Portuguesa, amaneció bajo vigilancia militar luego de los disturbios y las acciones violentas ocurridas la noche de este lunes, debido a la indignación de los ciudadanos por la tortura, violación y asesinato de un niño de cinco años.

El gobernador de Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo, suspendió las actividades académicas por el día de hoy para evitar cualquier acto de violencia, por lo que la ciudad amaneció en calma. Sin embargo, aclaró que es falso que se haya decretado toque de queda.

Castro Soteldo explicó que los organismos de seguridad fueron activados para proteger a los manifestantes y preservar el orden público. De igual manera, señaló que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y otras unidades del Batallón de Infantería Vuelvan Caras están apoyando a los policías de Guanare en mantener la seguridad de la zona.

Entre las acciones violentas de anoche, seis comercios fueron quemados y otros fueron saqueados. Un total de ocho personas, una de ellas menor de edad, fueron detenidas por realizar actos vandálicos y robar en tres locales.

Algunos de los comercios violentados están relacionados con familiares de una de las acusadas. Entre ellos, la zapatería “La Roca” y el centro nocturno “La Cobacha”.

Las protestas y disturbios se intensificaron luego de que los vecinos se enteraron de la suspensión de la audiencia de los implicados, por presuntos vínculos con el Gobernador de Portuguesa. Sin embargo, esta vinculación no ha sido confirmada.

Según las agencias, la audiencia de presentación se llevará a cabo este miércoles a las 9:00 am.

Por su parte, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) logró detener a tres mujeres y un hombre, quienes son los presuntos responsables del hecho violento contra el niño por estar bajo el efecto de estupefacientes.

Los implicados, acusados de infanticidio y maltrato prolongado, son Valentina Oropeza de Montilla, Anney Montilla Oropeza, Doris Oropeza de Akel, Yuve Hernández Medina y la madre del infante, Gelliknot González Quevedo, quien también está detenida por abandono y descuido. González Quevedo vivía en Porlamar, estado Nueva Esparta, por razones de trabajo.

VPD @notiglobo

Redes sociales

Archivo

Categorías