Deporte

Robinson Chirinos goza ver el trabajo de su hijo

Cuando Robinson Chirinos tuvo frente sí la posibilidad de dirigir a Marineros de Carabobo, el primer nombre que se le vino a la mente fue el de su hijo, el también receptor David Chirinos, al que el ex careta de 11 temporadas en Grandes Ligas vio como el indicado para tener su primera oportunidad en la Liga Mayor de Beisbol Profesional (LMBP).

Lee también: Yonathan Mendoza asegura que el trabajo es la clave

“(David) está en su proceso de firma -en la MLB- y lo hablé con Luis (Blasini, presidente de la organización carabobeña). Le dije que me gustaría que tuviese su primera oportunidad acá”, dijo Robinson Chirinos a José Ángel Rodríguez de LMBP.net.

En ese sentido, Robinson Chirinos ha sido testigo de como David se adhiere a la disciplina de ser un catcher. Eso, sin duda lo llena de satisfacción y no deja al padre más que complacido y convencido de que puede llegar lejos e incluso superarlo, un deseo que es lógico en todo padre: ver como su hijo lo supera.

Cabe destacar que, Robinson es junto a David, la segunda pareja padre e hijo que comparten club en la LMBP, luego que Juan Querecuto Sr. hiciera lo propio con Juan Querecuto Jr. el año pasado como manager y lanzador de Samanes de Aragua.

“Verlo hecho realidad, al observarle batear ese día, fue especial. Después del juego, le pasé un video del parque de la UCV lleno en un Caracas-Magallanes, para que viese la magnitud del lugar en el que estaba debutando”, explicó Robinson Chirinos al citado portal acerca del debut de su hijo. Eso, durante el triunfo de los actuales campeones de la LMBP 16-10 sobre Caciques de Distrito el pasado 22 de mayo.

Nervioso, pero consiguió el resultado en su estreno

David relató el momento de su debut, le habían dicho que iba a entrar a batear de emergente. Obviamente estaba nervioso, pero logró hacer el ajuste y conectar el hit; su primero como profesional en Venezuela.

Con 16 años, su objetivo más inmediato es acordar con una organización de MLB en el periodo de firmas de 2025. Por supuesto cuenta con el apoyo y los consejos de su papá, que le augura un buen futuro como bateador.

“Yo le he dicho a muchos scouts, y no es porque sea mi hijo, que él va a batear más que yo”, valoró el timonel de Marineros a LMBP.net. “A los 16 años de edad yo no tenía la disciplina que él muestra en el plato, ni una consciencia plena de lo que era el bateo”

No obstante, Robinson Chirinos concuerda que la experiencia en la LMBP es propicia para para que él siga puliendo sus habilidades de cara al periodo de firmas en MLB. “Por eso pienso que va a ser mejor que yo con el madero, y también ya se ven acciones muy buenas de su parte detrás del plato. Tengo fe de que será un venezolano en las Grandes Ligas y conseguirá cosas importantes en ambas facetas del juego”.

Ver fuente

Redes sociales

Categorías