Nacional

Maltrato infantil aumenta por coyuntura actual

Según las cifras oficiales se han registrados 558 casos de violencia hacia los niños en el hogar

El maltrato infantil es un incidente que ocurre en todas partes, pero en particular en Venezuela se ha ido incrementando en los últimos años. Y según especialistas y organizaciones que se dedican a la defensa de los derechos infantiles,el aumento de las estadísticas se debe al entorno que rodea al país, que influyen en la violencia que se desata en el hogar.

Los datos aportados por Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap) lo demuestran, al señalar que las cifras de la violencia intrafamiliar contra infantes, subieron un 282,3% del año 2015 a 2016 y 78% desde el año pasado hasta octubre de 2017. La organización arrojó que los casos de maltrato por familiares a niños en lo que va de año asciende a 558, eso sin contar los demás ámbitos estudiados, como el social, escolar, accidental, institucional o sexual.

El coordinador general de Cecodap, Fernando Pereira, explica que la violencia hacia los niños en el hogar suele mantenerse oculto por el perpetrador, por lo que le dificulta al Estado y a las organizaciones privadas especializadas en el tema, hacer una investigación que confirme el vínculo entre la crisis económica y los incidentes de este tipo. Pero según Pereira y otros expertos, sus análisis arrojan que toda la coyuntura por la que atraviesa el país afecta el ámbito familiar.

“El aumento de la crisis evidentemente altera las pautas de relación dentro de la familia: incrementa el grado de abuso hacia los niños que, en los casos más extremos, pueden causar la muerte, como es el caso del niño asesinado en Caricuao”, asegura Pereira, sobre el infame homicidio de David Gómez Mendoza (2 años), perpetrado por su padrastro, en complicidad con su progenitora.

La inotografía del diario El Nacional, muestra los factores del maltrato infantil

 

Violencia genera violencia

Este argumento es apoyado por la psicóloga clínica Ligia Goncálvez, y la psicóloga familiar Franca Trezza, quienes enfatizan que la escasez de alimentos, medicinas, desempleo e incapacidad de las instituciones de llevar estadísticas de los casos de violencia en el hogar, propician a que el victimario tenga libertad para actuar. Aunado al constante estrés.

“El que vive en una zona popular encuentra todo caro y no tiene solvencia pero le llega la bolsa CLAP. Por otro lado, el que trabaja, tiene un buen sueldo y no le llega la ayuda alimentaria gasta la mayor parte de su dinero en productos de primera necesidad y también se queda sin solvencia, lo que le genera  un grado de angustia”, comenta Goncálvez, quien acota que toda esta incertidumbre afectar la amígdala (parte del cerebro localizada en el sistema límbico que se encarga de las reacciones primitivas) del ciudadano, lo que provoca que se altere su comportamiento.

Por su parte, Trezza dice que en las familias donde haya antecedentes de maltrato infantil, la crisis influye mucho más; como ocurrió con Yohana Del Carmen Morillo Jiménez (28), quien maltrataba a sus niños desde hace años. Mientras que el miembro principal del Consejo Municipal de los Derechos del Niño, Niña y Adolescente (Cmdnna) del municipio Sucre, estado Mirada, Nelson Villasmil, puntualiza que la pérdida de valores no solo es una causa, sino una consecuencia de la violencia infantil.

 

 

 

 

 

Twitter

Archivo

Categorías