Mundo Noticias Notiglobo

Declaración de Quito insta a la región a seguir acogiendo a emigrantes venezolanos

Este martes culminó en Quito, Ecuador, el encuentro regional sobre la emigración venezolana. Lo hizo con una declaración de voluntad por parte de doce países de los catorce participantes a seguir acogiendo emigrantes dentro de un sentido de hermandad y solidaridad, pero también dentro de la seguridad para las sociedades receptoras.

El que es el primer encuentro de estas características y alcance no contó con la participación de Venezuela, pero sí de la de la Bolivia que, según la cancillería ecuatoriana, no ha puesto su firma al documento. Tampoco lo ha hecho la República Dominicana por su carácter de observador en el evento.

César Bustamante, representante del Perú en la reunión, declaró lo siguiente sobre el documento: “Contiene la voluntad de todos los estados participantes en seguir acogiendo con los brazos abiertos a todos los que vienen enfrentando una difícil situación en su país de origen”. Sobre la reunión, el funcionario se mostró confiado en que todos cumplieron su labor: “Hemos aportado y nos vamos seguros de haber evaluado adecuadamente la situación, de haber diseñado líneas de acción para poder gobernar esta migración masiva hacia el sur y, finalmente, esta grave situación humanitaria”, dijo en la sesión de cierre.

La declaración de intenciones firmada por 12 países de la región también hace un exhorto en sus líneas al Gobierno de Venezuela: “Tome de manera urgente y prioritaria las medidas necesarias para la provisión oportuna de documentos de identidad y de viaje de sus nacionales”. Menciona, como ejemplo, la concesión regularizada de cédulas de identidad, pasaportes, partidas de nacimiento, partidas de matrimonio y certificados de antecedentes penales, así como de apostillas y legalizaciones.

Se trata de una exigencia destinada a garantizar la seguridad de los emigrantes, evitar el tráfico de personas, la violencia sexual contra los emigrantes y la xenofobia, pero también destinada a garantizar la seguridad de las propias sociedades de acogida.

José Javier Samaniego, representante de ACNUR, valoró que los resultados de la reunión constituyen una verdadera hoja de ruta, y expresó la plena disposición de su organización de seguir trabajando con los Estados y apoyar las diferentes iniciativas que se han presentado en esta declaración.

Archivo

Categorías