Finanzas

Salario mínimo venezolano aún está por definirse en Gaceta Oficial

A pesar de que el pasado mes de agosto el Ejecutivo Nacional hizo el dictamen de que el salario mínimo venezolano se ubicaría a partir del primero de septiembre en 1.800 bolívares soberanos (cifra anclada al Petro), aún no está definido en Gaceta Oficial el método de pago que aplicaran las compañías a sus empleados.

Asimismo, el bono de alimentación, así como las demás compensaciones monetarias que muchas empresas pagaban a sus trabajadores, quedaron en el aire.

 Aunque Jorge Rodríguez, ministro para la Comunicación e Información, explicó que la definición del monto para los cestatickets se realizará a través de un mecanismo diferente de cálculo de la Unidad Tributaria (UT), el mismo no ha sido dado a conocer.

Por lo tanto, el pago de la bonificación por tickets sigue siendo de 21,96 Bs.S., correspondientes al incremento efectuado en julio 2018.

La economista Rosamnis Marcano señaló que aun cuando ese monto es un desfase de acuerdo a los precios de la economía actual, “no puede desaparecer al estar respaldado por un instrumento legal de la Ley de Cestatickets”.

“El Gobierno anunció un aumento del salario mínimo, mas no del cestaticket. Está en la Constitución. Está en la ley. Es un derecho y deben pagarlo. “El trabajo para las empresas privadas comenzará la primera semana del mes (de septiembre), cuando tendrán que declarar y pagar el IVA, el ISLR, y el aumento del salario”, agregó Marcano.

Por otra parte, los pensionados también se han visto afectaos por la ausencia legal de las medidas gubernamentales. Inicialmente, los adultos mayores tenían pautado para este sábado 1 de septiembre, recibir el pago de una de las tres cuota en las que fue fraccionado el desembolso, sim embargo esto fue modificado.

La banca privada notificó que para ellos los sábados es día no laborable, así que los montos fueron cancelados a través de transferencias, además, solo Bs.S 90 serán lo que podrán retirar los pensionados en dinero en efectivo a partir de hoy.

Déficit fiscal y gastos gubernamentales

El Gobierno nacional se comprometió a pagar la nómina del sector privado, que no pudiera valerse de sus propios recursos, por el transcurso de 90 días seguidos al aumento salarial. También creó e incrementó los impuestos para la recaudación tributaria. No obstante, no será suficiente para financiar el fuerte gasto público, tal como lo indicó Marcano.

“Hay desconfianza. Al Gobierno no le cuesta nada crear dinero. Pagar su nómina y la del sector privado no es tan complicado en términos operativos. Pero generará una fuerte presión en la masa monetaria y en el incremento de los precios”, dijo la economista al referirse a la promesa del presidente Nicolás Maduro de reducir el déficit fiscal a cero.

Redes sociales

Archivo

Categorías