Deporte

Knicks derrotan a 76ers y pasan a semifinales

En momentos en que el público de Filadelfia pedía enfebrecido que su equipo defendiera, Josh Hart dudó por un segundo luego que Jalen Brunson le cedió el balón desde la banda izquierda.

Luego, se dio cuenta de que los 76ers no lo estaban marcando. Solo, se atrevió a disparar desde detrás del arco.

Hart acertó el triple que significó la ventaja a 24,4 segundos del final, y los Knicks de Nueva York superaron el jueves 118-115 a Filadelfia, con lo cual se instalaron en la segunda ronda de los playoffs.

Brunson sumó 41 puntos y 12 asistencias para liderar a los Knicks, quienes se medirán con Indiana en las semifinales de la Conferencia Este.

Los Pacers derrotaron a Milwaukee en seis partidos y avanzaron a la segunda ronda de la postemporada por primera vez en 10 años.

Los Knicks han avanzado a la segunda ronda de los playoffs en años consecutivos, algo que no conseguían desde el periodo comprendido de 1992 a 2000.

Lee también: Pacers y Spurs jugarán en París en el 2025

E incluso entonces, nadie hizo lo que Brunson logró en esta serie, al anotar 40 puntos o más en cada uno de los últimos tres duelos.

Brunson se convirtió en el primer jugador de los Knicks en lograr la proeza desde que Bernard King la consiguió hace 40 años. El último jugador de la NBA que había anotado 40 puntos o más para cerrar una serie había sido Michael Jordan, por Chicago ante Cleveland, en 1989.

En una serie definida por partidos apretados, Hart acertó el disparo clave para colocar el marcador en 114-111.

Joel Embiid logró un enceste pero fue expulsado por acumulación de faltas en la siguiente posesión. Donte DiVincenzo aseguró la victoria de Nueva York por medio de dos tiros libres.

“En el cuarto periodo hubo una gran jugada tras otra”, dijo el entrenador de los Knicks, Tom Thibodeau.

Naturalmente, el trío de Hart, DiVincenzo y Brunson, que jugó en los Wildcats de Villanova, salvó a los Knicks de un colapso en la primera mitad, el cual habría obligado a un séptimo encuentro.

Los Sixers, quienes perdían por 22 puntos en la primera mitad antes de irse al descanso con una ventaja de 54-51, tendrán ahora otro largo verano para pensar en otra gran temporada que se diluyó pese a tener en sus filas al astro Embiid.

AP



Ver fuente

Redes sociales

Categorías