Notiglobo Portada

Fundación Yammine: De la agricultura orgánica y sus ventajas

Fundación Yammine - De la agricultura orgánica y sus ventajas - FOTO

El sector de la agricultura puede llegar a ser muy contaminante cuando en sus procesos usa plaguicidas, insecticidas, fungicidas y demás productos dañinos, y es por eso que la misma industria está arrimándose cada vez más a alternativas amigables y orgánicas


NotiGlobo.- El uso de plaguicidas, insecticidas, fungicidas y abonos que contienen sustancias y productos químicos, son muy empleados en el mundo de la agricultura, esto no solo es perjudicial para el ambiente ya que contaminan el agua, suelo y aire, sino también, para la salud del hombre, debido a que ocasionan problemas respiratorios e infecciones en la piel. Los alimentos que provienen de cultivos que son tratados con químicos, contienen sustancias nocivas que se quedan en ellos y que son dañinas para el ser humano.

El sector alimentario como parte de su Responsabilidad Social Empresarial debe promover otras medidas para contrarrestar esta situación y una de estas alternativas es la agricultura ecológica, llamada también orgánica o biológica. Esto consiste en un sistema de cultivo que consiste en la optimización de los recursos naturales, sin la utilización de productos químicos para combatir plagas y obtener así, alimentos orgánicos y que, además, conserva la fertilidad de la tierra y respeta al medio ambiente.

La agricultura ecológica está enfocada en varios aspectos, como: Mejorar la fertilidad de los suelos, emplear la mayor cantidad de elementos naturales que ayudan a combatir las plagas que afectan a los cultivos, conservar la biodiversidad del entorno, evitar y reducir la contaminación ambiental y producir alimentos libres de tóxicos. Esto trae como consecuencias la producción de vegetales, frutas y verduras, mucho más sanas.

Este tipo de cultivo, no solo se enfoca en el aspecto ecológico, sino también, en mejorar el estilo de vida de las personas que lo practican ya que se basa en una sostenibilidad de toda la producción agrícola. Lo que se traduce en un sistema ecoamigable con el ambiente y sostenible económicamente.


Lea también: Fundación Yammine: Fundamentos y beneficios de la arquitectura sostenible


La agricultura ecológica presenta un sinfín de ventajas que se producen gracias al no empleo de plaguicidas, herbicidas, insecticidas y fertilizantes químicos, de igual manera, evita el uso de semillas genéticamente modificadas. Este tipo de agricultura se sustenta de materiales orgánicos y técnicas de cultivos, que ayuda a mantener la productividad del suelo.

La Fundación Yammine señala algunas de las ventajas de este tipo de agricultura sostenible:

  • Ayuda a la salud de los suelos: Al no emplear ningún producto químico, la agricultura ecológica permite que los suelos sanen de tanta toxicidad acumulada, contribuye al aumento de bacterias útiles y a la presencia de materia orgánica. También contribuyen a mejorar la circulación del agua y al crecimiento de las raíces, lo que favorece el desarrollo de cultivos sanos.
  • Es de bajo costo: Este tipo de cultivo genera un menor gasto de agua y como no emplea fertilizantes, reduce considerablemente los costos de mantenimiento, por lo cual se le considera, una opción muy rentable para ser puesta en marcha.
  • Previene enfermedades: Debido a que no emplea productos químicos, las enfermedades causadas por bacterias y hongos, se reducen considerablemente, de igual manera, previene la erosión de los suelos, evitando así daños al ambiente.
  • Conserva el agua: Por ser una práctica natural, la agricultura ecológica demanda de una baja irrigación de agua ya que se emplean técnicas que modifican el suelo de manera apropiada para hacer un buen uso de este vital líquido.
  • Combate el calentamiento global: Este tipo de agricultura, permite la rotación de cultivo, lo que permite reducir la presencia de dióxido de carbono, óxido nitroso y metano en el ambiente, gases que ayudan al calentamiento del planeta.
  • Fomenta la biodiversidad: En los distintos cultivos viven una gran biodiversidad que ayudan a las plantas resistir enfermedades, pero esto se debilita al usar productos químicos. Con la puesta en marcha de una agricultura ecológica, esta biodiversidad aumenta, lo que contribuye a crear más resistencia contra plagas y algunos tipos de enfermedades.

La agricultura ecológica requiere de mucho tiempo y energía para llevar a cabo las diferentes técnicas y métodos que requiere este tipo de cultivo, de igual manera, demanda de una revisión constante para evitar la presencia de plagas ya que no se empelan sustancias químicas que tienen un efecto mucho más rápido.

(Fuente: Fundación Yammine)

Redes sociales

Archivo

Categorías