Mundo Noticias más destacadas

Domingo sangriento: el tiroteo más grande en la historia de EEUU

La masacre se realizó desde el piso 32 del del hotel casino Madalay Bay

El festival Route 91 Harvest de este año, que se celebraba cerca del hotel casino Madalay Bay, en la ciudad de Las Vegas (Nevada), arriba a su último día y la fiesta está en su apogeo. Nada hacía sospechar que sería una noche atípica en la ciudad del pecado, pero pasadas las 10:00 pm (hora local) del domingo 1 de octubre, Sthephen Paddock, un vecino de 64 años, comenzó a disparar desde el piso 32 de dicho edificio y causó la muerte de 50 personas, hiriendo a unas 400 más, convirtiéndose el incidente en el tiroteo más grande en la historia de los Estados Unidos en las últimas décadas.

El concierto de música country inició el pasado viernes y se realizó al aire libre, por lo que facilitó el accionar del tirador, calculando las autoridades que anoche asistieron unas 30.000 personas, de las cuales muchas se refugiaron en varios hoteles de The Strip aledaños a la escena del crimen, así como restaurantes e incluso el Aeropuerto Internacional McCarran de Las Vegas. Por otro lado, al ser Nevada uno de los estados con las leyes sobre armas más flexibles de ese país, los usuarios tienen derecho de portar cualquier tipo de armamentos de asalto (automático y semiautomático), sin límite en la compra de munición y sin la obligación de registrarse como propietario.

Algo que sin duda aprovechó Paddock, quien perpetró la masacre con un fusil de asalto, antes de suicidarse en su habitación, donde el cuerpo SWAT hizo el hallazgo de una docena de armas de alta potencia, demostrando su premeditación. Y aunque el Estado Islámico se adjudicó la autoría, la policía no ha querido especular sobre los motivos que impulsaron el hombre para cometer el crimen y aseguraron que siguen investigando.

 

Apoyo presidencial

Por su parte, este lunes el presidente Donal Trump expresó sus condolencias a las víctimas y familiares del tiroteo. “¡Dios los bendiga!”, escribió a través de su cuenta personal en Twitter. Al tiempo que la Casa Blanca realizó un comunicado donde se indicó que “Estamos vigilando la situación de cerca y ofrecemos nuestro total apoyo a las autoridades estatales y locales. Todos los afectados están en nuestros pensamientos y oraciones”. Trump no hizo ninguna declaración sobre la problemática de las armas en EEUU, luego de que en su campaña presidencial contara con el apoyo de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), para ir en contra del control de antecedentes de los compradores que había propuesto el ex-mandatario Barack Obama.

La última gran masacre perpetrada por armas en suelo estadounidense se registró el 12 de junio de 2016, cuando el ciudadano de origen afgano Omar Mateen mató a 49 personas en un club gay de Orlando (Florida).

 

 

Redes sociales

Archivo

Categorías

Publicidad

loading...