Notibreve

María Eugenia Baptista Zacarías: ¡Hay que evitar estos hábitos alimenticios!

Es justo decir que no todos los seres humanos son iguales y que, por tanto, no siempre sus hábitos alimenticios son los más símiles. Eso es innegable. Sin embargo, también es prudente comentar y recordar que los malos hábitos son los que más suelen coincidir y afectar negativamente la salud de las personas… y esta vez sin discriminación de ningún tipo.

Al respecto habla María Eugenia Baptista Zacarías en una reciente publicación de su portal web y explica que, se trate de quien se trate, la calidad y la manera en que un individuo consuma sus alimentos incidirán directamente en el funcionamiento de su organismo a corto, mediano y largo plazo. Es decir: si se hace mal, las consecuencias podrían ser muy negativas.

Y lamentablemente se debe hacer énfasis en recordar los malos hábitos alimenticios porque son errores demasiado comunes. Claro, no por frecuentes hay que pasarlos por alto. Todo lo contrario: la idea es tenerlos muy en cuenta para, además de conocerlos bien, evitarlos por completo.

A continuación, una pequeña lista de cuatro errores en los hábitos alimenticios que María Eugenia Baptista Zacarías pone sobre la mesa para que todos tomen conciencia:

  • NO TOMAR SUFICIENTE AGUA: Este es un error demasiado frecuente y una muy mala costumbre. ¿Por qué? Pues porque el cuerpo humano necesita estar constantemente hidratado con, por lo menos, dos litros de agua consumida a lo largo de todo un día (con o sin sed). Esto incide, entre otras cosas, en la suavidad de la piel.
  • TOMAR DEMASIADO REFRESCO: Otro error (literalmente) grave. ¿La razón? Un solo vaso de refresco (sea light o no) contiene niveles de azúcar nocivos para la salud. Tan simple como eso. Consumir estos productos en exceso lleva a la obesidad y a otras enfermedades.
  • NO DESAYUNAR: El estilo de vida de muchas personas les impide consumir lo que viene a ser la comida más importante del día: el desayuno. Saltárselo es un muy mal hábito que debilita y resta energías a las personas. ¿Por qué? Pues porque esta comida (que debería ser completamente balanceada, por cierto) es la encargada de proveer los nutrientes necesarios para una jornada activa.
  • EXCESO DE ALCOHOL: Este mal hábito tiene muchas consecuencias negativas, entre las que destaca el hecho de que sus efectos son contraproducentes en el debido funcionamiento humano. Además, estamos hablando de un producto (las bebidas alcohólicas) que contiene un altísimo nivel de calorías, algo nada ideal para quienes tener un organismo sano y/o perder peso, por ejemplo.

Categorías

Archivo