Nacional Noticias Portada

Teleférico de Caracas cumple 58 años

El teleférico puede llevar a casi 2.000 personas cada hora
El teleférico puede llevar a casi 2.000 personas cada hora
El teleférico puede llevar a casi 2.000 personas cada hora

NOTIGLOBO.-

Fue inaugurado por el general Pérez Jiménez con motivo del tercer aniversario de su gestión. Lo remodelaron en el 2000 y en el 2007 lo absorbió el Estado

1956 fue el año que marcó el inicio de operaciones al público del Sistema Teleférico Maripérez-El Ávila, que luego comenzó a conocerse como el Teleférico de Caracas y hoy es llamado Teleférico Warairarepano. El general Marcos Pérez Jiménez, entonces presidente de Venezuela, lo inauguró el 19 de abril de ese año, permitiendo desde entonces a los habitantes de la ciudad capital subir a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar y apreciar impresionantes vistas.

Caracas brinda a visitantes nacionales y extranjeros la oportunidad de ascender hasta el Warairarepano en un recorrido de apenas unos minutos. La inversión total para la época superó los 34 millones de bolívares, equivalentes a 34.000 bolívares fuertes. De la construcción se encargó la empresa Heckel, de origen germano, que previó un período de prueba de cuatro meses y un funcionamiento inicial para personalidades vinculadas con el Gobierno nacional. En principio, sólo estaban operativas 4 cabinas pero llegó a tener 10, una de las cuales era una ambulancia.

Pérez Jiménez contemplaba además, dentro del proyecto del Sistema Teleférico Maripérez-El Ávila, el Hotel Humboldt, la Escuela Hotelera Nacional y una conexión hasta el litoral del vecino estado Vargas, en el marco de la celebración del tercer aniversario de su gestión.
2000 es el año en que el viejo teleférico es sustituido por otro nuevo, cuya tecnología era oriunda de Austria. El sistema fue reinaugurado al año siguiente, y desde entonces tiene la capacidad de transportar a casi 2.000 personas cada 60 minutos. 7 años más tarde, la administración es tomada por el Estado y se implanta el nombre Warairarepano, en honor a los indígenas que poblaron inicialmente el cerro. Asimismo, se construyó un centro de convenciones en el área de comida de la antigua estación Ávila, con un área de casi 4.000 metros cuadrados, y se implantaron políticas destinadas a fomentar el turismo social en el recinto.

Categorías

Archivo