Tecnologia

Japón ejecutó el lanzamiento de un nuevo cohete

La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) disparó un nuevo cohete de bajo coste, aunque luego del lanzamiento tuvieron que abortar la operación debido a que registraron inconvenientes técnicos; el dispositivo es el más pequeño del mundo, pero aún así, es capaz de colocar en órbita un satélite completo, según reseña el portal de Globovisión.

El aparato SS-520N°4, de 52 centímetros de diámetro y de casi 10 metros de altura, fue lanzado a las 8:33 hora local (11.33 GMT del sábado) desde el Centro Espacial de Uchinoura, pero las autoridades decidieron que no activarían la segunda fase del vuelo debido a que no recibieron información de la aeronave, que cayó en la zona marítima que habían previsto y donde además iba un mini satélite que permitiría observar la superficie terrestre.

Hiroto Habu, responsable del programa de Jaxa, aseguró que “el experimento fracasó (…) vamos a examinar las causas del problema y a examinar las medidas que vamos a adoptar”.

La versión de este nuevo cohete de tres etapas, supera al modelo de dos etapas SS-520 de la JAXA y su lanzamiento cuesta la decima parte de uno convencional, de hecho, la producción y el coste de su lanzamiento se valora en al menos 500 millones de yenes (4,3 millones de dólares/ 4 millones de euros), de acuerdo con la agencia Kyodo. Pese a que el equipo en tamaño, es cinco veces más pequeño que uno convencional, tiene la capacidad de poner en órbita satélites de 4 kilogramos y a una altitud de 2.000 kilómetros.

El proyecto liderado por JAXA contó con el respaldo de empresas del sector privado como Canon. La Agencia de Exploración Aeroespacial tenía previsto llevar a cabo el lanzamiento el pasado miércoles, pero debido a que las condiciones climatológicas no eran óptimas decidieron posponerlo.

Categorías

Archivo