Deporte

Cuatro datos increíbles de los cuartos de final

Se rompen mitos, quedan lejos de las tácticas y de los pseudos análisis de especialistas, pero también podrían tener algún tipo de influencia en el desenlace de los cuartos de final del Mundial de Rusia que comienzan este viernes.

1.- Uruguay aporta el juego ofensivo y Francia, la dureza

A La Celeste se le atribuye siempre el juego duro y a les bleus, con Antoine Griezmann y Kylian Mbappé, más la aportación de Olivier Giroud, la generación ofensiva.

Y, sin embargo, los datos nos dicen todo lo contrario en este Mundial, en el que, con los mismos goles marcados (7) Uruguay ha disparado en más ocasiones a puerta (50 por 45).

Y al contrario, Francia es el equipo áspero de la eliminatoria. Los de Didier Deschamps han cometido más faltas (58 por 46 de los uruguayos) y han sido más veces amonestados (6), que el conjunto que dirige Óscar Washington Tabárez, que tan sólo ha recibido una tarjeta amarilla (1) en cuatro partidos, siendo el equipo que menos veces ha visto el cartón amarillo.

2.- El “jogo bonito” comienza por la defensa

La idea de que el fútbol brasileño es samba y “jogo bonito” ha cambiado proporcionalmente con el esquema del entrenador Tite, que ha formado su selección desde atrás. Brasil, con Tite, ha logrado mantener su valla en cero en 19 de los últimos 25 encuentros que ha disputado.

Mientras se habla de los “4 fantasticos” (Neymar, Gabriel Jesús, Coutinho, Williams) y el propio Neymar acapara todos los titulares, los de atrás son los claros constructores del éxito, ya que en ataque es tan sólo el quinto equipo goleador del torneo (7 goles), mientras que en defensa ningún cuartofinalista ha sido más eficaz. Por algo, Tite, que acostumbra a rotar la capitanía entre sus jugadores, ha elegido para el encuentro contra Bélgica a Joao Miranda.

3.- Rusia tiene al hombre invisible

Para aquellos detractores del conocido “tiki taka”, no hay un mayor héroe que el defensa del Rubin Kazán Vladimir Granat, que detenta la “anti plusmarca” del Mundial.

Granat estuvo en acción a partir del segundo tiempo del encuentro contra España, en sustitución de Yuri Zhirkov, y completó una actuación “portentosa”. En 81 minutos y 17 segundos, tocó once veces el balón, intentó 4 pases y no llegó a su destino ninguno. Hizo exactamente 141 pases menos que el español Sergio Ramos en el mismo encuentro.

Granat tampoco sale muy bien parado en la comparación con Zhirkov, el jugador al que sustituyó, que en 47’07 minutos lanzó en una ocasión a puerta, sacó un córner y recuperó un balón. Dio 9 pases con un acierto del 89 por ciento (8 correctos).

Nadie, sin embargo, le puede imputar al defensa del Rubin que no luchase: corrió 8’29 kilómetros.

4.- Suecia agota sus camisetas e Inglaterra los chalecos

la alegría que ha generado la selección sueca con su clasificación a los cuartos de final ha provocado que se agoten en el país escandinavo las camisetas del conjunto que dirige Janne Andersson, lo que no es extraño.

Más sorprendente, es el dato del rival. En el Reino Unido ya que se ha incrementado las ventas del chaleco que luce el técnico Gareth Southgate en cada partido. La marca que dota a la selección inglesa de su ropa de paseo, ha informado de que, desde el comienzo del Mundial, ha aumentado un 35 por ciento la venta de la prenda que luce el seleccionador en cada partido.

Archivo

Categorías

Suscríbete a nuestro boletín