Política

Borges afirma que el Gobierno tuvo que rendir cuentas ante otros países

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, afirmó este lunes 4 de diciembre que el logro más importante de la jornada de diálogo que se desarrolló los días 1 y 2 de diciembre pasado en República Dominicana, entre representantes del Gobierno y la oposición, fue que la delegación oficialista tuvo que rendir cuentas sobre la problemática venezolana ante otros países.

Borges resaltó que son varios los países que están haciendo presión sobre el Gobierno de Nicolás Maduro. “Y detrás de ellos está toda la Unión Europea, todo lo que hemos luchado se materializa en ese espacio que está allí”, dijo el presidente del Parlamento durante una entrevista radial.

Respecto a la ayuda humanitaria, uno de los puntos que generaba más expectativa ante la escasez de medicinas que se registra en el país, Borges dijo que llevó el mayor tiempo en el debate; sin embargo, la “soberbía” del Gobierno hace que se mantengan negados a aceptarla.

Otro de los puntos abordados en República Dominicana, según Borges, fue la preocupación internacional por el problema de Venezuela. “Lo que se reflejó ahí es que Venezuela ya no es un problema de los venezolanos, sino de toda la comunidad internacional por el tema de la cantidad de personas que han migrado a estos países”, manifestó.

Indicó que la migración venezolana está ocasionando problemas en los países vecinos, y mencionó la corrupción, crimen organizado, déficit democrático y derechos humanos.

Sobre la invitación que le hiciera Maduro a la oposición para asistir al Palacio de Miraflores a una reunión para hablar sobre el diálogo, Borges dijo que las conversaciones en República Dominicana son un proceso formal, serio, que coloca al Gobierno en una posición en la que debe responder los puntos más controversiales de la situación actual de Venezuela.

En ese sentido, Borges señaló que el Gobierno debe comprometerse con un mecanismo de verificación y control de los acuerdos que se lleguen en Santo Domingo.

Representates de la oposición y el Gobierno se reunieron durante dos días -1 y 2 de diciembre- en Santo Domingo, capital de República Dominicana, en un nuevo intento de diálogo político que tiene por objetivo destrabar el debate interno y, a partir de allí, buscar soluciones a los problemas del país, que vive la peor crisis económica de su historia, con una tasa de inflación que supera el 1.000 %, según estimaciones de la Asamblea Nacional y organismos internacionales.

Las conversaciones contaron con la facilitación del exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, de los cancilleres de México, Chile, Bolivia, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas, así como el de República Dominicana, reseñó DPA.

Archivo

Categorías

Suscríbete a nuestro boletín